Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Baloncesto | Copa Castilla y León LEB Plata

El CB Zamora Enamora alcanza la final de la Copa Castilla y León LEB Plata sin brillantez

Ambos rivales demostraron que se encuentran todavía en rodaje pero el CB Tormes fue siempre a remolque

Persson estuvo entre los destacados del CB Zamora Enamora. | | ANA BURRIEZA

El CB Zamora Enamora se clasificó para la final de la Copa Castilla y León con una rotunda victoria pero sin brillo (74-56). El equipo blanquiazul siempre tuvo el partido controlado frente a un rival que está todavía en pleno rodaje pero los de Saulo Hernández también están lejos del nivel que el equipo llegó a alcanzar en las últimas temporadas. Esta victoria permitirá al CB Zamora disputar este domingo la final frente al Tizona Burgos que se impuso con contundencia a Ponferrada por 76-113.

Fue una primera parte un tanto extraña, con dos equipos que demostraron claramente que están en plena pretemporada todavía. El Zamora Enamora sigue buscando su identidad y la verdad es que se parecía muy poco a los equipos de las últimas temporadas. Pero pese a todo, el 38-24 del descanso dejaba bien claro cuál de los dos rivales se encontraba en mejor momento de rodaje.

Ya desde los primeros minutos, el Zamora Enamora dejó patente que no se iba a relajar en ningún momento, y el 5-1 en dos minutos comenzaba a marcar distancias respecto al Tormes dirigido por Marc García, ex jugador del club zamorano. Con 15-11 se produjo un parón en el partido por avería del marcador electrónico pero el equipo de Saulo Hernández no se enfrió y con Toni Naspler como base lograba poner un 19-13 que se quedó reducido a 19-17 al cierre del primer cuarto.

Con un triple de Persson entraron los zamoranos de nuevo en la cancha y el Tormes no tardó en pedir su primer tiempo muerto pero no reaccionaron los charros. El Zamora Enamora controlaba sin demasiados apuros el rebote defensivo con Ondrej Hustak imponiendo su estatura, aunque el tiro exterior brillaba por su ausencia. Pero el reloj avanzaba y al tiempo se incrementaba cada vez más la ventaja zamorana con aparente facilidad para alcanzar el descanso con un 38-24.

Saulo Hernández bajó al vestuario en el descanso y sus directrices dieron resultado porque el Zamora Enamora comenzó a parecerse a lo que su técnico quiere. El juego zamorano se hizo mucho más rico en matices y el marcador siguió a su favor con claridad, alcanzando los 20 puntos de ventaja en un par de ocasiones (44-24 y 49-29). Todo iba sobre ruedas aunque el Tormes pareció reaccionar con dos triples seguidos de Bertain que acercaron a los salmantinos a los 15 puntos.

Hernández Bris pidió un tiempo muerto y el Zamora Enamora encontró el acierto desde el perímetro con un triple de Persson y otros dos seguidos de Sigismonti que dejaron la contienda decidida con 61-37.

Pareció acusar el desgaste físico el Zamora Enamora al comenzar el último cuarto y se acercó a 61-44. Ya no funcionaban los blanquiazules y su entrenador tuvo que pedir su segundo tiempo muerto.

Marín pareció desatascar al equipo zamorano, pero Orizu, desde el “center”, hacía ahora mucho daño dentro de la pintura donde no encontraba quien le frenase. Entró entonces en la cancha Souley pero el pivot del Tormes siguió acertado.

A falta de tres minutos, las fuerzas eran ya escasas por ambas partes y pese a que el Tormes siguió intentando remontar, ya no tuvo ni tiempo ni claridad de ideas para lograrlo.

Con 68-55 tomó el balón Greene y se la jugó con una magnífica asistencia a Naspler que firmó un 2+1 que sentenció definitivamente (71-55).

Tizona, rival en la final

El Tizona Burgos dejó patente que dispone de un equipo para apostar fuerte por el ascenso esta temporada y despachó al Ponferrada con una rotunda victoria que se fraguó ya desde el primer cuarto que finalizó con 12-31. El equipo berciano reaccionó tímidamente en el segundo parcial pero tras el descanso, el Tizona volvió a dejar patente su calidad con un 16-32 que sentenció.

Compartir el artículo

stats