Kiosko

La Opinión de Zamora

Balonmano | Copa de Castilla y León

Trago amargo en Segovia para el BM Zamora Enamora

El conjunto de Iván López cayó con claridad en su segundo duelo de pretemporada en casa del poderoso BM Nava

El BM Zamora Enamora hace piña antes de afrontar los sesenta minutos de juego. | BM Zamora Área 11

El BM Zamora Enamora sufrió ayer un duro golpe al caer derrotado en su segundo encuentro de pretemporada frente a un BM Nava que demostró estar mucho más rodado que los pistacho, superando a la formación de Iván López en todo momento y ganando por 37-24 el primer encuentro copero pistacho. Un choque que evidenció las carencias defensivas visitantes.

Con sólo una semana de entrenamientos y cuatro ausencias, el partido le vino grande al BM Zamora Enamora, todavía muy verde para jugar de tú a tú ante un BM Nava más hecho, apoyado por su público y recién llegado de la Liga Asobal.

El equipo segoviano salió más centrado e inspirado. Sus ataques eran casi infalibles mientras que su defensa, sólida y sincronizada, tapaba los ataques de los zamoranos, sin la frescura suficiente.

Así las ventajas fueron siempre para el BM Nava, que apenas encontraba oposición en los de Iván López, que no daba con la tecla para que su equipo respondiera adecuadamente.

Pareció que los zamoranos iban a reaccionar cuando la desventaja llegó a cinco goles (10-5), pero ni un parcial de 0-2 ni las paradas de Mach, muy acertado, permitieron reducir distancias ante un cuadro segoviano implacable al contragolpe a cada fallo de su adversario.

Los locales estiraron su ventaja (14-8) y, pese a la buena circulación de balón, los “Guerreros de Viriato” seguían sin encontrar huecos para lanzar ante la meta rival. Situación que llevó a precipitaciones y más pérdidas de balón por parte visitante, sacando partido un BM Nava muy efectivo (18-9).

Los extremos del Nava fueron muy punzantes y el BM Zamora Enamora acabó ofuscado en su intento por seguir el ritmo a un equipo mucho más en forma. Al final, la diferencia de velocidades se dejó notar en el marcador que, al paso por vestuarios, reflejó once tantos de diferencia (23-12).

Mejoría insuficiente

En la segunda parte se mantuvo el guión y el BM Nava mantenía el nivel para seguir marcando con facilidad ante un Zamora cuya mejoría no le alcanzaba para enjugar la diferencia. Había mejorado su defensa el equipo de López pero, ofensivamente, seguía sin ideas ni velocidad rozando la pasividad en muchas acciones. Fer desde su posición de pivote intentaba galvanizar el juego de su equipo, pero resultaba imposible.

El 30-19 ponía de manifiesto la inferioridad zamorana en el ecuador del segundo período. El BM Zamora Enamora nunca podía correr y en estático se inmolaba por su falta de pericia. Bajó el ritmo el equipo navero aunque a base de acciones individuales mantenía su ventaja con comodidad. No bajaba los brazos el Zamora pero su techo estaba en parciales de dos goles a favor. Sin fluidez en el balcón del área no sabía como resolver sus acciones.

El Nava, bien cerrado atrás, seguía con la misma dureza defensiva y facilidad para robar balones. Una contra de libro puso el 34-23 a siete minutos para el final. El partido estaba sentenciado y el BM Zamora Enamora compitió hasta donde pudo.

Compartir el artículo

stats