David Calleja y Ana María Fermoso inauguraron el palmarés de la Carrera Villamayor de Campos “Entre Bodegas y Palomares” , cita deportiva que se estrenaba el pasado fin de semana con un primer capítulo en el que participaron cerca de cuarenta corredores. Un buen número de atletas para tratarse de la edición inaugural de una prueba llamada a tener futuras ediciones.

Muchos de los corredores de la comarca y cercanos a Villamayor de Campos tomaron la salida para medir sus fuerzas a lo largo de un trazado mixto con poco más de siete kilómetros y medio de longitud. Un circuito exigente que acabó por coronar a David Calleja como vencedor.

Calleja se impuso con un tiempo de 27 minutos y 26 segundos, cruzando la meta en solitario con una notable ventaja sobre el resto de aspirantes al triunfo. Un grupo en el que destacaron Alejandro Fernández, segundo clasificado a más de dos minutos del vencedor; y Víctor Manuel Rivas, tercero tras poco más de media hora de esfuerzo (30.03).

Con la llegada del corredor del Benavente Atletismo a meta, el resto de participantes fueron alcanzando el final del trazado en un goteo constante de dorsales que acabó por situar a Ana María Fermoso en la 16ª plaza de la general. Un puesto que le permitió inscribir también su nombre en el palmarés de la prueba ya que llevaba a la atleta a coronarse como la primera ganadora en categoría femenina de la Carrera Villamayor de Campos “Entre Bodegas y Palomares”. Junto a Fermoso también subieron al podio Susana Baz y María del Mar Crespo, segunda y tercera clasificada de la categoría femenina.

El cuadro de honor de la primera edición de la cita en Villamayor de Campos la completó el cajón perteneciente a la categoría veteranos cuya clasificación estuvo comandada por José Luis Tomé. El corredor de la AMZ fue el más rápido de su categoría, con un tiempo de 30.41 que no pudieron superar ni José Manuel Cañibano ni Manuel Fernando Ramos (Mesa de Valorio).