Kiosko

La Opinión de Zamora

Fútbol | Regional de Aficionados
Santiago Redondo Entrenador del Benavente CF

“Este año podemos hacer muchas cosas y muy buenas”

“Es fundamental que esta temporada volvamos a ser una piña y vayamos todos a una para mejorar el séptimo puesto”

Santi Redondo, técnico del CD Benavente, durante un partido del pasado curso. | E. F.

La pasada temporada, el CD Benavente consiguió obtener un meritorio séptimo puesto, en una categoría con un nivel muy alto y tremendamente competitiva. Esa clasificación llegó, en parte, gracias a la cantidad de puntos retenidos en el Luciano Rubio, que se convirtió en un bastión casi inexpugnable, del que pocos equipos salían victoriosos. Santi Redondo, arquitecto de esas bien pertrechadas defensas, se enfrenta ahora a su octava temporada al frente del combinado tomatero. Con más de 200 partidos a sus espaldas en la categoría, es buen conocedor de las dificultades que entraña, pero confía ciegamente en las capacidades de su equipo y tiene claro que se están abriendo las puertas de una temporada ilusionante, con un proyecto ambicioso. Redondo, pese a llevar tantos años al frente del conjunto benaventano, mantiene la misma ilusión del primer día y espera que el club siga creciendo año tras año y consiga grandes cosas.

–¿Cómo valoraría la temporada del CD Benavente?

Creo que fue un éxito, sobre todo porque el objetivo al inicio era mantener la categoría. Aun a sabiendas de esta liga, con el potencial de equipos que había, que muchos de ellos habían jugado en Tercera División, el objetivo era mantenernos y conseguimos un séptimo puesto. Incluso hubo momentos en los que estuvimos cerca de los puestos de play off o más arriba. Finalmente no pudo ser, pero acabamos la liga con tranquilidad.

–¿Con qué objetivo empieza el equipo a preparar la pretemporada?

–Fundamentalmente, mejorar la clasificación de la pasada campaña. Mejorar ese séptimo puesto. En ese sentido también se hizo en la temporada pasada. Queremos estar entre los cuatro primeros o por lo menos conseguir el acceso a jugar los play-off de ascenso.

–¿Cómo ha visto al equipo en la vuelta a los entrenamientos?

–Después de un parón, que viene bien a todos para desconectar y hacer otras cosas, he visto al equipo con muchas ganas. Los jugadores que repiten vienen con mucha motivación y los que se han incorporado llegan con muchas ganas de competir y de ganarse un puesto. Creo que estos primeros días se está generando una muy buena actitud.

–¿Cuáles cree que fueron las claves que hicieron del Luciano Rubio un fortín durante la pasada campaña?

–Llevo entrenando a este equipo muchas temporadas. Y siempre he intentado eso, que los equipos cuando vengan vean que es un campo complicado. Intento que en casa el equipo sea fuerte, intenso y muy agresivo, entonces los visitantes se dan cuenta de que para ganarnos tienen que sudar, y sudar mucho, y nosotros tenemos que jugar a un 120 o 130 por ciento para darle la satisfacción al aficionado. Además también es fundamental sacar los puntos de casa porque al final son los que te van a dar la base.

–¿Durante los peores momentos de la pasada temporada, vio peligrar su puesto o valoró echarse a un lado?

–No, no. Ni lo vi peligrar, ni yo tenía intención de dejarlo en ningún momento. Siempre me he visto fuerte, y siempre vi la posibilidad de que el equipo iba a funcionar y a acabar tirando hacia arriba.

–¿Espera todavía nuevas incorporaciones a la plantilla?

–Ahora mismo tenemos dieciocho jugadores firmados y otros cuatro que están a prueba. Mi idea es contar con veinte jugadores en la plantilla y a lo mejor podemos incluir a dos más. Vamos a ver el nivel de los que están a prueba, porque llevan dos días y es pronto para sacar alguna conclusión más concreta, pero la idea es esa, contar con veinte jugadores.

–¿Cómo se encuentra el vestuario ante el gran reto de la pretemporada, como es el triangular frente a Cultural Leonesa y Unionistas de Salamanca?

–Hay mucha motivación. Ten en cuenta que es uno de los torneos más significativos que se van a dar en Castilla y León. Es el 50 aniversario del trofeo, se va a hacer una réplica de madera, que es muy valorada y no solo aquí en Benavente, sino en Castilla y León. Además, traer a dos equipos de la Primera Real Federación pues es un aliciente que te da una motivación tremenda.

–¿Cuáles cree que serán las claves de cara a esta nueva temporada?

–A nivel deportivo, será sacar el mayor número de puntos posibles en casa. Lógicamente fuera también tienes que sacar puntos si quieres estar en los puestos de arriba, pero sobre todo en casa tenemos que ser un equipo sólido y firme, y que de aquí salgan el mínimo número de puntos posible. Este año Mojados o Villaralbo han estado ahí arriba sobre todo porque en casa se han dejado muy pocos puntos. Es un factor muy importante. Y, por supuesto, el otro punto clave a destacar es la cohesión del vestuario. El año pasado fuimos una piña, íbamos todos a una, y muchos de nuestros jugadores repiten. Entonces, todos éramos un único jugador, y eso es fundamental volver a tenerlo.

–¿Personalmente, cómo se encuentra de cara a esta nueva temporada?

–Esta es mi octava temporada y tengo mucha motivación y muchas ganas. Si hubiera perdido en algún momento esa motivación o hubiera tenido algún momento de cansancio, que me hubiera venido bien un año de descanso, pues lo habría hecho. Pero no. Tengo una motivación extra, y es que este año podemos hacer muchas cosas y muy buenas, podemos dar satisfacciones a nivel personal al colectivo del equipo, a la afición, a los directivos. Este año va a ser complicado y difícil, por los equipos que han bajado de Tercera División, y es que todos los equipos quieren subir, pero con una tremenda ilusión.

–¿Podría decirse, entonces, que mantiene la misma ilusión del primer día?

–Sí, sí. Llevo más de 230 partidos en esta categoría, y después de tantos años ya la conoces mucho. Y, a pesar de eso, pues tengo la misma ilusión. Cuando eso lo pierda, sí que diré: “Hasta aquí”.

Compartir el artículo

stats