El CD Benavente sigue dando forma a la plantilla con la que competirá un año más en Regional de Aficionados. Un plantel con el que espera dar un paso adelante en la categoría y ser capaz de pelear una vez más por el ascenso a Tercera División. Reto para el que incorpora a dos nuevos jugadores: Turiel y Moro.

El fichaje de Turiel no resulta sorprendente ya que se trata de un jugador con pasado "tomatero" y muy bien considerado en el club. Tras un año lejos del grupo dirigido por Santi Redondo, el delantero de 32 años regresa para aportar goles a la delantera, tantos que en el pasado curso firmaba en la Liga Futormes de la mano del Atlético Burganes.

Junto a la vuelta de Turiel, el club anunció ayer el fichaje de Javier Haedo. Moro, nombre por el que es más conocido este jugador, llega al CD Benavente tras haber destacado en el CD Coreses siendo uno de los responsables de la gran temporada de los verdiblancos en la Provincial de Aficionados, de la que se alzaron campeones. El defensa, de 31 años, sumará a la zaga "tomatera" su experiencia y sus notables cualidades defensivas.

Un campus para el recuerdo

Por otra parte, la actualidad del club benaventano ha pasado estos últimos días por la atención a las categorías inferiores del club. Concretamente, en el desarrollo del I Campus CD Benavente que se ha llevado a cabo a lo largo de la semana y que concluyó ayer con las fotos de familia de los numerosos futbolistas que tomaron parte en él. Una imagen para el recuerdo que deja constancia de la numerosa cantera con la que cuenta el club de cara al futuro y el éxito de esta iniciativa con la que los jóvenes futbolistas disfrutaron de su deporte favorito en época estival.