Kiosko

La Opinión de Zamora

Taekwondo | J. Mediterráneo

Adriana Cerezo cae ante su rival más temible

La luchadora de Fuentespreadas cede el oro a la turca Dincel

Adriana Cerezo, en la final del torneo mediterráneo.

Adriana Cerezo, a sus 18 años, ha dado un paso más en su fulgurante carrera como taewondoka tras colgarse la medalla de plata en la categoría de -49 en los Juegos del Mediterráneo. La luchadora enraizada en la localidad zamorana de Fuentespreadas se ha vuelto a quedar a muy poco de lo más alto del podio, como ya le ocurrió en los Juegos Olímpicos de Tokio. Y ha sido frente a una rival que le tiene tomada la medida, la turca Merve Dincel, de 23 años, que también le arrebató el oro en los últimos Campeonatos de Europa disputados hace unas semanas en Manchester. Dincel ya había sido campeona de Europa en 2018 y es la actual campeona del circuito mundial. Adriana conoce a la turca desde 2019 cuando la derrotó en el Europeo Sub 19 al que la española acudió con 15 años, por 21-15 y este mismo año le ganó en el Open de España por 9-1 y luego en semifinales del Europeo, Cerezo estuvo muy cerca de imponerse aunque terminó cediendo por 3-1 Pero en los Juegos del Mediterráneo que se disputan en Orán, Dincel volvió a ser claramente superior imponiéndose por 1-7.

Adriana Cerezo

Antes, Adriana Cerezo había saldado los cuartos de final con un rotundo 26-4 frente a la marroquí Nezha Elaasal y en semifinales se deshizo de la egipcia Shahd Elhosseiny por 5-1, dos rivales contra las que no había luchado anteriormente.

Adriana Cerezo llegó a Orán con 93 combates repartidos en 43 en competiciones internacionales de los cuales había ganado 81; además había mostrado una muy buena preparación ganando semanas antes el Grand Prix de Roma, uno de los torneos más prestigiosos del calendario internacional.

Compartir el artículo

stats