Kiosko

La Opinión de Zamora

Piragüismo| Regata Internacional de Sanabria

Regata del Lago de Sanabria: el K4 español de Pedruelo gana el Trofeo Internacional

Los dos barcos españoles se imponen en la Regata de Sanabria aunque el masculino cedió finalmente ante Hungría

El equipo femenino español con la zamorana Laura Pedruelo en la segunda plaza. / José Luis Fernández

España consiguió la victoria final en el Trofeo Internacional de Castilla y León de K4 en mujeres, tras ganar con autoridad la Regata de Sanabria en la que volvió a enfrentarse a los mejores equipos europeos. Pese a que la Federación Española presentó unos equipos de circunstancias tripulados por palistas no especialistas en la distancia de 6.000 metros, los dos equipos nacionales subieron a lo más alto del podio, con una gran exhibición del K4 femenino en el que remó la zamorana Laura Pedruelo, junto a Irati Osa, Arantza Toledo y Estefanía Fernández.

15

GALERÍA | La regata de piragüismo del Lago de Sanabria, en imágenes José Luis Fernández

El sábado en Valladolid, las grandes rivales de las españolas habían sido Hungría y Ucrania, esta última invitada por primera vez por la organización en solidaridad con el país en guerra; pero ayer todo cambió desde la salida ya que fue Dinamarca la que decidió plantarle cara al equipo que lideró Laura Pedruelo, una palista que no es especialista en largas distancias y que basa sus aspiraciones este año en el K2 500. Así en el primer paso por la línea de meta, Dinamarca iba a ola del K4 español, y por detrás, Hungría, Ucrania, Gran Bretaña y Polonia formaban el grupo de perseguidoras. Dinamarca, que había sido penúltima el sábado, atacó tras el segundo paso por la isla de las Moreras pero ya no fue capaz de alcanzar la cabeza de la regata que España defendió con una gran autoridad, y por detrás Hungría completaba el podio. Las dos victorias le daban a España el título de campeona del Trofeo Castilla y León.

España afronta la recta final en primera posición por delante de Hungría. / José Luis Fernández

España, integrada por José Julián Becerro, Miguel Fernández, Miguel Llorens y Alberto Plaza, había cedido 19 segundos en Valladolid, una desventaja que le relegó a la tercera posición tras Dinamarca y Hungría, por lo que en Sanabria solo le valía la victoria y esperar que Dinamarca y Hungría no tuvieran su día.

El barco español, integrado por maratonianos más que mediofondistas, atacó de salida y tomó la delantera para no ceder ya hasta la meta, pero no era suficiente, hacía falta eliminar a Dinamarca y la suerte hizo que en la ciaboga anterior al primer paso por meta, los daneses se despistaron y se desviaron mucho del trazado, lo que les relegó al último puesto de la clasificación. Hungría se mostraba sin embargo sólido y pasó en segunda posición por la primera vuelta junto al siempre competitivo Portugal.

Y en la recta final, los húngaros palearon a muerte pero España resistió en el sprint final, mientras Portugal cedía ante Polonia el tercer puesto en el podio. Pero España se tuvo que conformar con el segundo puesto en el Trofeo Internacional.

La Regata de Sanabria volvió a responder a las expectativas pese a que la situación no es la mejor ni para el piragüismo zamorano, sumido en la división y en el olvido institucional, como el español que acusa claramente la crisis económica. Así se explica que la victoria final por clubes de la llevase el Gorilas de Candás, y el primer club zamorano, Amigos del Duero, campeón en multitud de ediciones, no pudo pasar de la sexta posición, con el San Gregorio Ciudad de Zamora octavo y Canoa Kayak Zamora duodécimo.

Se sacó un poco la espina el piragüismo zamorano con la victoria en el K4 de clubes del Amigos del Duero que lideró el incombustible Emilio Merchán, segundo además en el K1; la de Raúl Coco y Spas Dimitrov, también de Amigos del Duero, en el K2 Juvenil; o el tercer puesto del C1 5000 de Marcos Antúnez, un resultado muy meritorio ante la crisis que arrastra la canoa hasta el punto de que tan solo participó un C4, el de Luelmo, Antúnez, Iglesia y Ramos, de Amigos del Duero. En este sentido tampoco se puede minusvalorar el segundo puesto de Víctor Blanco (San Gregorio) en el C1 Sub 23.

Dentro del triste panorama del piragüismo zamorano, hay que destacar asimismo el primer puesto de Luis Alvarez en el K1 Sub 23 que tiene más mérito teniendo en cuenta que participaron 17 palistas.

Eso sí, los veteranos zamorano siguen en la cumbre como lo demostraron los del Canoe Kayak Zamora ganando el K4 master con Pedro López, Javier Pedruelo, José Luis Román y Javier Ortiz, seguidos no muy lejos por los de Amigos del Duero (Herrador, Porto, Alberto González y Moldón) que terminaron cuartos. Además Javier Pedruelo ganó el K1 Master.

Distinto fue el panorama en las categorías inferiores en las que Zamora no pasa por sus mejores momentos. Muchas categorías sin participación provincial, y tan solo un podio, el de Paula Yáñez (Renny Picot Alefran) en K1 Sub 23.

En la competición por autonomías, tampoco Castilla y León demostró estar para tirar cohetes con el tercer puesto en chicos en el que remó el zamorano Juan García, y el cuarto en chicas, con Sheila Santiago de marca. Por último, en los barcos mixtos destacó la tercera posición del K4 del San Gregorio Ciudad de Zamora con Víctor Blanco, Juan García, Aitor Ramos y Sheila Santiago, estos dos últimos vencedores además en el K2 mixto.

Por lo demás, la jornada se desarrolló con normalidad hasta la finalización de la última regata, pero una fortísima tormenta arruinó la ceremonia de entrega de medallas en la que estaba previsto interviniera la consejera de Familia, Isabel Blanco; y el diputado de Deportes, Jesús María Prada, junto a los alcaldes de la comarca sanabresa. Finalmente se abrevió el acto en el que tan sólo se entregaron los principales trofeos de la competición.

Compartir el artículo

stats