Kiosko

La Opinión de Zamora

Baloncesto | Liga Chalengue

Vicu Llorente, una nueva líder para el Recoletas

La interior argentina posee una amplia experiencia en España y prepara actualmente el Sudamericano con la albiceleste

Llorente, con la camiseta de la selección argentina absoluta. / CAB

Victoria Llorente ha decidido jugar la próxima temporada en Liga Challenge con el Recoletas Zamarat, dispuesta a aportar la amplia experiencia que ha adquirido a lo largo de la última década en el baloncesto español y en las filas de la selección albiceleste con la que se encuentra estos días preparando el Sudamericano que se disputará precisamente en Argentina.

Jugó la segunda parte de esta temporada y el play off en Estudiantes.

Se trata de una jugadora que ha dejado muy buen sabor de boca allí por donde ha pasado y que conoce bien el Angel Nieto, donde ha jugado con Gernika, en tres temporadas (2015-2018); Bembibre (2018-2020), y AlQazeres, en la campaña en la el equipo extremeño acompañó al Zamarat en el descenso a la Liga Challengue. También conoce la liga italiana tras su paso por Alma Patti y Faenza.

Llorente fue una pieza importante en el Estudiantes con el que jugó el último play off por el título de Liga Endesa hace solo unas semanas. Y si en el club de la calle Serrano tenía como compañera a la capitana de Argentina, Melisa Gretter, en Zamora se encontrará con otra compatriota a la que conoce bien: Ornella Santana, ambas en un club en el que dejó un imborrable recuerdo su maestra Gisela Vega.

Es una jugadora muy física, que suple su 1.80 un tanto escaso para una jugadora interior, con una gran capacidad de lucha y condiciones para capturar el rebote como para anotar desde cualquier parte de la zona. Tiene además unas innegables condiciones de liderazgo y no se arruga cuando tiene que asumir responsabilidades, dos virtudes que tal vez echó de menos el equipo naranja en momentos puntuales de la temporada pasada en la que se quedó a solo diez mintos del regreso a la máxima categoría.

No podrá incorporarse al Zamarat antes de la primera semana de agosto ya que será entonces cuando tenga que jugar en busca de sumar el segundo Sudamericano a su palmarés deportivo. Se trata de una selección muy competitiva en los últimos años en los que ha sumado el bronce en el Preolímpico de Edmonton 2015, el subcampeonato en la AmeriCup 2017 que se jugó en Buenos Aires y el histórico oro en el Sudamericano 2018 de Tunja, conquistando el título que se le negaba desde hace 70 años. Y ahora el objetivo es el de alcanzar plaza olímpica para París 2024.

Llorente comenzó a practicar baloncesto en el barrio bonaerense de Lanús, desde donde dio el salto a Vélez Sarsfield, antes de fichar por el Gernika en la Liga Femenina Endesa.

Su vocación deportiva viene condicionada porque dos de sus hermanas también juegan al basketet: Flor hace dos temporadas que está en San Giorgio de Mantova (Italia) de la A2 de Italia y también se ha ganado un puesto en la albiceleste, y Cati, la más joven que ya despunta en las categorías inferiores desde el Lanús.

Con solo 18 años dio el salto al charco para jugar en Gernika: “Fue difícil porque era muy joven y extrañaba mucho, pero con el tiempo una se va integrando al lugar. Aunque también, al crecer, me cuesta cada vez más separarme de mi familia”, declaró en una entrevista de la Federación Argentina.

Ya había comenzado los estudios de Turismo en Argentina, y ahora los ha retomado en la Uned: “La jugadora de básquet debe tener algo extra, porque en algún momento la carrera deportiva se termina”, reconoce la jugadora que se incorporó a Estudiante a mitad de la liga pasada.

Tras conseguir el oro con “la Mayor” en el Sudamericano, Llorente jugó también el Mundial de Tenerife que “fue un choque de realidad, un torneo y una zona muy complicada -reconoce-. Empezamos mal con Turquía y ya no pudimos remontar el grupo, pero fue algo distinto que sirvió para aprender”.

Ahora el objetivo está en París 2024 cuya clasificación puede conseguirse en el Sudamericano del próximo mes de agosto.

En un partido con la selección argentina.

Llorente es consciente del importante papel que tiene que asumir en la Selección: “Creo que tengo una cuenta pendiente conmigo misma en ese sentido. No desde la capitanía, porque Meli Gretter es nuestra verdadera líder y lleva muy bien el rol, pero sí siento que puedo dar un paso adelante en cuanto a mi rendimiento con la Mayor. No sé si es lo que el equipo necesita de mí, pero es lo que quiero, poder aportar algo más desde lo deportivo”. Y en el aspecto meramente técnico asegura que “he ido consolidando mi juego, ganando seguridad respecto a mis habilidades y transmitiendo más confianza a mis entrenadores y compañeras, haciéndoles saber que puedo aportar en defensa, puedo jugar de espaldas, puedo jugar de frente. Me gustaría seguir afianzando mi lanzamiento para poder ocupar también la posición de alera, trabajo cada año para eso y lo haré durante toda mi carrera”, dijo en la entrevista concedida a la página web de la Confederación Argentina.

Argentina acogerá el Sudamericano del 1 al 6 de agosto en la localidad de San Luis. Participarán Brasil, Colombia, Chile, Uruguay, Paraguay, Colombia y Bolivia, y los cuatro mejores se clasificarán para la Americup 2023, competencia que repartirá las plazas para las ventanas preolímpicas del 2023. La Selección comenzará su preparación el próximo domingo 3 de julio con 19 jugadoras y Gregorio Martínez como seleccionador nacional.

La lista la encabezan Melisa Gretter (Estudiantes) y Agostina Burani (Campus Promete). Continúan en la convocatoria otras jugadoras conocidas en España como son Andrea Boquete, Diana Cabrera, Julieta Mungo, Camila Suárez, Sol Castro, Agustina García y Julieta Alé; a las que se suman Luciana Delabarba, Celia Fiorotto, Candela Gentinetta, Sofía Wolf, Milagros Maza y Magalí Vilches.

Debutan Victoria Fux, Florencia Llorente y la juvenil Nicole Tapari.

Compartir el artículo

stats