Kiosko

La Opinión de Zamora

Fútbol Sala | Play-off de ascenso a Primera División
Dani Simón Portero del Caja Rural Atlético Benavente

“Es el encuentro más especial que podré jugar”

“Cuando era pequeño soñaba con estos partidos y el destino ha permitido que lo tengamos encima de la mesa”

Dani Simón, en una acción de partido, en La Rosaleda. | Cedida

El pabellón Fernando Argüelles de Antequera acoge mañana una de las mayores citas en la historia del deporte benaventano. El Caja Rural Atlético Benavente FS puede certificar definitivamente su ascenso a la máxima categoría del Fútbol Sala español, tras haber completado una temporada de ensueño. Un logro al alcance de pocos, y que no se entendería de la misma manera sin uno de sus pilares fundamentales. Dani Simón, desde la portería, ha dado vida al equipo en infinidad de momentos durante la temporada y gran parte de la responsabilidad de los logros del equipo cae en sus manos. A pesar de ser consciente de las dimensiones de la cita de mañana, se siente tranquilo y con la esperanza de llevar a su equipo y a su ciudad al más rotundo éxito.

–La primera pregunta es de carácter casi obligatorio. ¿Cómo se encuentra el vestuario ante la cita de este sábado?

–La verdad es que muy ilusionado. A estas alturas de la temporada nadie se hubiera podido imaginar que estaríamos en esta situación. Yo creo que el vestuario ahora mismo respira ilusión por todos los lados. Es verdad que está siendo una temporada larga y que las fuerzas notan ya que estamos en los últimos compases del campeonato, pero la ilusión personal de los jugadores y de todo el pueblo es lo que nos hace seguir hacia delante y luchar por este objetivo que tenemos ahora mismo al alcance de la mano que es ascender a Primera División.

–¿Cómo consigue el equipo esa fuerza mental para no bajar los brazos y conseguir remontar un 0-2?

–Yo creo que es algo que llevamos, se podría decir “entrenando” durante toda la temporada. Al final nuestra fuerza reside en el trabajo, en el día a día, en la intensidad que nos transmite por ejemplo el entrenador, luchar cada balón y no dar ninguno por perdido… Yo creo que al haber sido así toda la temporada, de remontadas, partidos igualados y situaciones que ya se han dado en La Rosaleda, como fue contra Peñíscola o contra Castellón, verte con la confianza de remontar al final del partido es lo que nos ha llevado a este play off y a estas situaciones de remontar en casa partidos que se nos habían puesto cuesta arriba. Además, tenemos la confianza de que, incluso con el marcador en contra, somos capaces de remontar y ganar el partido.

–¿Hasta qué punto fue clave el empuje de la afición para la remontada?

–Vital, fundamental…, podemos poner el adjetivo que queramos. Jugar en casa nos da un plus. Eso es así, no se puede negar. Jugar en un pabellón como La Rosaleda, con todo un pueblo que te está empujando detrás, y que en los momentos difíciles es cuando te da ese soplo de aire necesario es algo que no se puede pagar. Y nosotros estaremos siempre agradecidos. Y tenemos que reconocerlo, eso no lo he visto en otros pabellones donde he jugado. Puede haber aficiones muy buenas, pero lo que hay en La Rosaleda tienes que estar ahí para vivirlo y ojalá pueda durar mucho tiempo. Es algo increíble para los propios jugadores, y también para los equipos rivales, porque terminamos el partido y tenemos compañeros y amigos en otros equipos que dicen “¡qué envidia!”. Lo que se vive en Benavente no se vive en ningún sitio.

–¿La echarán en falta en Antequera?

–Sí, a ver. Sabemos que está muy lejos, que es un desplazamiento largo y que ellos nos van a apretar con su afición y está claro que les echaremos de menos. Son muy necesarios para nosotros, sobre todo cuando las cosas se ponen difíciles, pero bueno, hemos sabido competir fuera de Benavente, como se pudo ver en Peñíscola. Supimos sobreponernos al hecho de jugar en una pista complicada y yo creo que somos capaces de volver a hacerlo. No se nos da mal jugar fuera de Benavente y esperamos seguir en esa línea. Aun así, yo confío en que habrá gente que hará el esfuerzo y se desplazará a Antequera, así que esperamos que sea el mayor número posible y estaremos eternamente agradecidos.

7

GALERIA | Ambientazo antes del Atlético Benavente - Antequera FS C. G. R.

–¿Qué les transmite Chema Sánchez en los días previos a citas de esta categoría?

–Mucha tranquilidad. Está claro que Chema es un entrenador muy intenso, que transmite esa intensidad y esa competitividad a los jugadores en todo momento; pero quizás en el play off es cuando más tranquilo lo estoy viendo. Sabemos que el trabajo está ahí, lo hemos hecho durante la temporada, y al final en este play off lo que estamos tratando es poner el punto de mira en los detalles. Para lo que Chema nos tiene acostumbrados, yo lo veo bastante tranquilo. Y esa tranquilidad que nos transmite también nos ayuda a afrontar estos partidos. Si saliéramos alterados o extra motivados, sería peor. Eso que nos transmite nos hace ir con más confianza y con el objetivo puesto no tanto en la motivación y la ambición, sino en el desarrollo y lectura del partido.

–Dado el nivel que ha mostrado durante toda la temporada, ¿no ha pensado que podría recibir ofertas de otros equipos de Primera División?

–No, no. Ahora mismo no me lo he planteado, porque mi objetivo real es competir en Benavente y terminar la temporada de la mejor forma posible. Es verdad que la posición de portero, cuando estás acertado y el rival genera mucho peligro, es más vistosa. Al final, cualquier infortunio o cualquier error es un gol. El portero, para lo bueno y para lo malo, siempre está en el punto de mira, pero a nivel personal estoy centrado en hacerlo lo mejor posible para mi equipo, que es el de la ciudad donde crecí y donde quiero estar. Cuando termine la temporada, ya veremos, nos sentaremos, hablaremos…, pero ahora mismo el objetivo es conseguir el ascenso a Primera División con el Atlético Benavente.

–Aparte de sostener al equipo con intervenciones de altísimo nivel, ¿Cómo intentaba alentar al equipo desde la portería?

–Al final, la responsabilidad del portero, más allá de evitar que el balón entre en la portería, es transmitir seguridad al equipo. Es el último defensor, la persona que ve todo el campo y cómo se desarrolla el juego y, si el portero es capaz de transmitir seguridad a sus compañeros, el equipo va a jugar mejor y va a mostrar otra cara. Yo soy un portero que me gusta mucho hablar y transmitir mucha información desde la portería y ayudar a mis compañeros, sobre todo, en tareas defensivas. Durante toda la temporada, y especialmente en este play off, donde los rivales generan mucho peligro, intento transmitir mucha información a mis compañeros para que ellos se encuentren seguros y, a su vez, puedan confiar en la figura del portero.

–¿Es el partido más importante de su carrera?

–Podríamos decir que sí. Para un jugador de Benavente, que tampoco ha tenido una carrera muy larga porque con 26 años no me ha dado tiempo a jugar partidos muy trascendentales, el poder jugar el último partido de la final de un play off de ascenso a Primera División con el equipo de tu pueblo, es un auténtico sueño. Cuando era pequeño, soñaba con jugar estos partidos y, al final, el destino ha hecho que lo tengamos encima de la mesa. Para mí, será el partido más especial que podré jugar y ojalá el Atlético Benavente pueda celebrar el sábado que es equipo de Primera División.

–¿Personalmente, cómo se encuentra?

–Muy ilusionado. Al final, representar a tu ciudad, a tus amigos, a tu familia, en una competición como la Segunda División e intentar llevarla a la mejor liga del mundo es algo, en primer lugar, de lo que tienes que estar orgulloso y, en segundo lugar, tienes que vivirlo con una ilusión inmensa. Hay responsabilidad, claro que la hay, pero sobre todo, tiene que primar la ilusión. Ves que el club donde te has formado sigue dando pasos hacia delante, yo tengo la posibilidad de jugar con mi hermano en el mismo club, con amigos y compañeros que desde pequeño has visto en la élite, como Charlie o Marcos Vara, y tienes que sentirte orgulloso de dónde estamos. Queremos crecer y llevar el equipo a lo más alto, y esa oportunidad la tenemos en la mano y tenemos que aprovecharla hasta donde nos dejen.

–Son muchas horas de viaje, pero no cabe duda de que se harán cortas si el equipo consigue el ascenso, ¿no es así?

–Está claro. Las distancias son largas, es un viaje muy largo y en autobús esas horas se hacen más pesadas, quizá los kilómetros pesan más. Ya lo vivimos el día de Peñíscola y pudimos pasar de ronda, por lo que el viaje de vuelta se nos hizo mucho más ameno de lo que hubiera sido con un resultado negativo. Ojalá el viaje de vuelta de Antequera se nos haga muy corto porque eso significará que hemos conseguido el objetivo. Y qué mejor manera de empalmar la celebración de un posible ascenso a Primera División con el inicio de las fiestas del Toro Enmaromado, que seguro generará una ilusión aún mayor entre toda la afición de Benavente.

Compartir el artículo

stats