Kiosko

La Opinión de Zamora

Fútbol Sala | División de Plata

La derrota más dulce: El Atlético Benavente sigue soñando

El Atlético Benavente cae ante el Antequera pero jugará la fase de ascenso gracias a la derrota de El Ejido ante Leganés

El Atlético Benavente posando al comienzo del partido. / Carlos García

El Caja Rural Atlético Benavente tenía una cita con la historia, y acudió dispuesto a dejar marcado este día en todos los calendarios. El sábado, a las 18:30 horas, los pupilos de Chema Sánchez saltaban a la pista del Pabellón Municipal La Rosaleda de Benavente para medirse al inmutable tercer clasificado, el BeSoccer CD UMA Antequera. Los malagueños llegaban al partido sabiendo que iban a ser terceros, pasara lo que pasara; los benaventanos, por su parte, necesitaban una victoria o, en su defecto, que el CD El Ejido Futsal consiguiera los mismos puntos en su partido contra un CD Leganés que se jugaba la vida.

Un avance del equipo blanquiazul ayer en La Rosaleda. / Carlos García

El partido comenzó mal para los benaventanos, pues a los cuatro minutos de juego, se adelantaban los visitantes gracias a Dani Ramos. El combinado malagueño recuperaba la posesión del cuero tras un despeje poco contundente por parte del equipo local. El ala fue más rápido que Dani Simón y tocó lo justo para que la pelota llegara llorando al fondo de las mallas para poner el 0-1.

Tras un tiempo muerto y diez minutos después del primer gol visitante, Malaguti hacía soñar a los locales tras sacarse un potente derechazo a la media vuelta para batir a Contreras y hacer estallar de alegría a un vibrante graderío. No obstante, poco duró la alegría para los locales, pues apenas cinco minutos después del tanto local, Miguel volvía a adelantar a los visitantes con un potente derechazo cruzado que batió a un Dani Simón que nada pudo hacer.

El conjunto dirigido por Tete no había dicho su última palabra antes del entreacto y, tras una rápida combinación por el costado derecho, Alvarito quedaba solo ante el arco y ponía, a placer, el tercer tanto en el casillero visitante. Tras el intermedio, la tónica del encuentro apenas cambió y, mientras pasaban los minutos, crecía la angustia y la frustración en unos jugadores blanquiazules que veían que no estaba saliendo nada.

Al mismo tiempo, la tensión crecía en un graderío muy descontento con las decisiones arbitrales. De hecho, de una jugada muy protestada nació el 1-4. Los colegiados señalaron una discutible falta contra los locales, y la desorientación derivada de ello permitió a Dani Ramos recibir solo ante Dani Simón, del que se deshizo con una pisada de muchos quilates para hacer alejarse el sueño de la victoria y, por ende, el del play off.

A pesar de todo, en el ADN del Caja Rural Atlético Benavente FS está la capacidad de no rendirse nunca y seguir peleando por muy peliagudas que se pongan las situaciones. Brian decidió marcar el camino hacia una posible remontada y, desde la frontal, se sacó un potente zurdazo directo a la escuadra para delirio de una grada que no dejaba de animar.

Dos minutos después, lo ardiente de la grada volvió a enfriarse con el quinto tanto visitante. Esta vez era Pablo quien batía a Dani Simón con un potente derechazo desde el costado derecho. En una cita de esta categoría, no obstante, no podía faltar Charliente, quien volvía a acercar el sueño a los benaventanos con una volea con su pierna derecha.

Cuatro minutos después, de nuevo Charliente volvía a poner a su equipo tan solo un gol abajo en el marcador tras empujar a gol un balón muerto dentro del área haciendo alarde, una vez más de ese don de la oportunidad que tiene y ese talento que atesora para estar siempre donde hay que estar.

El Caja Rural Atlético Benavente FS no sabía que, pese a ir perdiendo, estaba dentro del play off gracias a que el CD Leganés se estaba imponiendo con superioridad al CD El Ejido Futsal. Por ello, estaba decidido a salir a por la victoria y fue a buscarla con Sergio Simón como portero jugador para buscar la superioridad en campo contrario; sin embargo, ello propició que a falta de dos minutos, Burrito recuperara el balón en su área y, a placer, con la portería vacía, ponía el sexto tanto en el casillero visitante.

El Caja Rural Atlético Benavente FS no quería vender barata su piel y Aitor acudió también a su cita con el gol y, tras rematar un balón raso dentro del área puso en el marcador el 5-6 que, a la postre, sería definitivo. En cuanto sonó la bocina que ponía fin a la contienda, se desató la euforia en una Rosaleda ya conocedora de la derrota del CD El Ejido Futsal.

El barco de Chema Sánchez, pues, atracará en la costa castellonense para medirse al Globeenergy Peñíscola FS en un duelo a ida y vuelta que puede suponer la culminación perfecta de una hazaña histórica. Los blanquiazules jugarán como local el próximo 21 de mayo y como visitante, una semana después, el día 28.

Compartir el artículo

stats