Kiosko

La Opinión de Zamora

Baloncesto | Liga LEB Plata

Crónica y resultado del Zamora Enamora - Valencia Basket "B": Adiós al sueño (97-84)

Los zamoranos pelearon por el pase hasta el último segundo de partido

13

GALERÍA | Las mejores imágenes del partido de baloncesto entre el Zamora Enamora y el Valencia Basket "B" Emilio Fraile

El Zamora Enamora tocó con los dedos la semifinal del play-off a LEB Oro al ganar por 97-84 a un Valencia Basket "B" que hizo valer los 15 puntos de ventaja que cosechó en su casa gracias a un robo de balón en la última jugada de un encuentro en el que los de Saulo Hernández se emplearon a fondo con el apoyo de una afición inconmensurable.

Con 15 puntos en su contra pero con un Ángel Nieto dispuesto a ser ese factor extra que propiciara una histórica remontada, el Zamora Enamora saltaba a la pista dispuesto a hacer frente al talentoso Valencia Basket "B" con su cinco de gala. Un quinteto aplaudido a rabiar por los cientos de aficionados ilusionados por vivir una tarde histórica antes de que el balón surcara el cielo zamorano.

Harris no tardó ni veinte segundos en transformar en canasta la primera posesión, ampliando Bakumanya poco después el gran inicio zamorano con un palmeo bajo aro. El Zamora Enamora parecía tener las ideas bien claras y se veía todavía más fuerte tras el 7-0 de Kalinicenko.

El excelente parcial local se vio interrumpido por una buena acción bajo aro del filial taronja, pero en la grada poco importaba. La afición, cántico tras cántico, empujaba a los suyos y Kalinicenko correspondía ese aliento con un nuevo triple. La desventaja en el cómputo global era ya de siete puntos en apenas dos minutos de partido.

Valencia Basket "B" apeló entonces a la defensa a toda cancha que tan buen resultado le dio en la ida. Argumento que, en principio, Solarin desmontó para asistir a Bakumanya pero que propició la primera pérdida de balón zamorana y un parcial de 3-0. Golpe que contrarrestó Round desde el perímetro y Tamba con una entrada que forzó el tiempo muerto visitante (17-6, m. 5).

13

GALERÍA | Las mejores imágenes del partido de baloncesto entre el Zamora Enamora y el Valencia Basket "B" Emilio Fraile

El receso no cortó el ritmo de juego del Zamora Enamora pero sí potenció las prestaciones de su rival que, enganchado al talento de Jiménez, recortó diferencias pese a dos grandes canastas de Tamba. El encuentro se igualaba y la llegada de las rotaciones hacía que mantuviera su vibrante desarrollo (22-15, m. 8).

Harris, de los pocos que quedaba en pista del inicio, alargaba con cinco puntos la distancia de dobles dígitos para los locales. Una renta que fue alternando en función del acierto desde el tiro libre de ambos equipos (ya en bonus) y que acabó siendo de nueve al final del primer periodo (31-22).

Con una falta por equipo y cuatro tiros libres se abrió el segundo periodo. Un intercambio de golpes del que salió ganador el Valencia Basket "B" que, con otra visita a la línea de personales y un triple, se ponía a cinco del conjunto de Saulo Hernández, obligado a pedir tiempo muerto con 33-28 en el luminoso.

El Zamora Enamora había perdido algo de fuelle y tardó en recuperarlo tras el parón. Tardó dos minutos en anotar y, aunque controló el rebote, dos triples visitantes castigaban los peores minutos de acierto locales. Manu Vázquez trató de poner fin a la inercia con un palmeo pero otro triple de Jiménez y otros tres puntos de Rivas terminaban por poner al filial taronja por delante (37-39, m. 15).

La magia del primer cuarto había desparecido y, pese a una afición volcada, la pelota no quería entrar en el aro taronja. Eso provocó nervios en un Zamora Enamora cuyo esfuerzo no encontraba premio, a diferencia de un equipo valenciano en sintonía con el buen tino desde el perímetro

El cuadro de Saulo Hernández había perdido la puntería pero no el coraje, ni siquiera cuando el rival apeló a su margen con las sanciones para endurecer el duelo. Solarin, Harris y Bakumanya siguieron porfiando y su perseverancia evitó que los visitantes rompieran el duelo. De hecho, a pesar de volver a apuntarse otro triple, el duelo seguía igualado y Harris, con dos tiros libres y un soberbio reverso, ponía de nuevo por delante al Zamora Enamora para llegar al descanso con 48-46 en el marcador.

Dispuesto a no bajar los brazos, el Zamora Enamora inició el segundo acto con muy buenas defensas sobre su rival. No pudo convertirlas en puntos, pero dejó claro que si la remontada no llegaba no iba a ser un problema de actitud. Ni siquiera tras un triple sobre la bocina de Bellver o la siguiente canasta naranja. Solarin y Harris respondían al envite con siete puntos que también contrarrestaban otro tiro de tres visitante (55-54, m. 24).

Ningún equipo concedía nada en pista. La batalla era titánica y las faltas se acumulaban en uno y otro equipo, con Valencia Basket "B" tomando el mando con un nuevo triple y Solarin igualando el choque con una "bomba". Un toma y dacá que los taronja rompieron a su favor con el enésimo triple y una canasta con tiro adicional (57-63). Eso sí, el Zamora Enamora no había dicho su última palabra y con una canasta de Marc García y un triple de Kalinicenko volvía a meterse en la lucha (62-63). Sin embargo, y a pesar de que Tamba también veía aro, los de Saulo Hernández necesitaban de más.

El técnico zamorano fue moviendo fichas, controlando faltas y buscando soluciones al talento rival, pero Valencia Basket "B" seguía viendo aro con facilidad desde lejos y ponía la remontada a 20 puntos de distancia. Una diferencia que se vio reducida en 17 antes del inicio de los últimos diez minutos gracias a una canasta de Bakumanya y un tiro libre de Vázquez.

El sueño era difícil pero no imposible. De hecho, Harris con cinco puntos consecutivos nada más empezar el último cuarto, hizo creer a la afición que la remontada podía darse. El pabellón se volcó y, tras una buena defensa, Valencia Basket "B" tenía que pedir tiempo muerto. El luminoso reflejaba 73-70 y la grada coreaba "si se puede, si se puede".

Manu Vázquez, con dos tiros libres, ampliaba el parcial pero acto seguido, el filial taronja anotaba sus primeros puntos. Un inconveniente más que Solarin minimizó desde el perímetro haciendo el 78-73. Sin embargo, el gran rival, el tiempo, era impasible y prácticamente se habían consumido ya cuatro minutos. Había que hacer más.

Valencia Basket "B" regresó al envite y respondió a cada acierto de un Zamora Enamora lanzado por su capitán Solarin. Un hombre que convirtió en canasta más adicional la entrega de Round en un balón perdido para hacer el 85-77 y alargar un poco más el sueño. Un pase a semifinales que se acercó todavía un poco más con una bandeja de Round. La proeza estaba a siete puntos de distancia tras un fallo de Bakumanya que llevó a Saulo Hernández a pedir tiempo muerto (87-79).

Pocos en el Ángel Nieto seguían pegados al asiento, todos trataron de hacer que en los últimos cuatro minutos se obrara el milagro. Y, a pesar de que Round falló un triple, una nueva canasta ponía más cerca el objetivo. Una meta tan cercana que se revolucionó el envite cuando restaban tres minutos para el pitido final (89-79).

Un triple de Solarin llenó de alegría al respetable y dejó en dos puntos el igualar la desventaja de la ida. Y, aunque hubo opción para dejar en nada los 15 puntos de la ida, se falló y Valencia Basket "B" tomó respiro con un fallo defensivo. Un error que llevó a Saulo Hernández a pedir tiempo muerto para buscar cinco puntos en minuto y medio.

El Zamora Enamora no cedió y lo dio todo. Harris, en la reanudación del juego, anotó una canasta con tiro adicional. Lástima que, en la siguiente acción, Valencia Basket "B" anotara. Aun así, y restando segundo, Harris volvió a marcar dejando el cruce abierto hasta los últimos segundos. Sin embargo, una falta inexistente de Kalinicenko dio el suficiente aire a los visitantes como para que todo quedara pendiente de una última jugada que no salió.

Harris, en lugar de ser egoísta y jugársela, quiso cedérsela a Solarin y un rival cortó el envío para anotar sobre la bocina el 97-84 que dejó sin pase a semifinales del play-off al Zamora Enamora. Pero pese al festejo visitante, no mancilló la gran imagen de un equipo que hizo extremecer a un Ángel Nieto que creyó hasta el final gracias a la lucha de su equipo.

Compartir el artículo

stats