Los futbolistas de la primera plantilla del CD Badajoz SAD, con el apoyo de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) han denunciado que la entidad les "adeuda cantidades de la pasada temporada y entre tres y cinco mensualidades de la actual".

En un comunicado, los jugadores han asegurado que el equipo hace pagos a jugadores en función de los "intereses deportivos" del club, que milita en la Primera REF, por lo que pagan a futbolistas que se considera que generan un mayor rendimiento y no a otros que "cuentan menos" para la entidad.

"Esta situación supone una discriminación grave en el trabajo que no se puede pasar por alto", agrega la nota, en la que también afirman que "afecta a la dignidad y reputación", por lo que exigen un "trato igualitario" hacia todos los miembros.

Los hechos son "aún más graves" porque se producen después de que plantilla haya trasladado a la dirección que hay futbolistas que tienen "necesidades económicas urgentes", motivadas por los impagos, que les generan "angustia y malestar".

A la falta de pago de los salarios se une la "inestabilidad" de la sociedad con la problemática de la venta del mismo y la reciente solicitud del preconcurso de acreedores que anunció este martes en nota de prensa.

"Cada vez que conseguimos cierta estabilidad interna y los resultados deportivos son positivos, nos encontramos con circunstancias que entorpecen todo y nos apartan de nuestro objetivo", aclaran los jugadores.

Los futbolistas agradecen el apoyo incondicional de la afición blanquinegra, que es consciente de la situación.

La plantilla ha expresado que no pueden consentir un "trato discriminatorio que mina la unidad del equipo" y ha instado a la dirección a resolver esta situación lo antes posible.

"De lo contrario, nos veremos obligados a emprender las acciones legales oportunas para defender nuestros legítimos derechos", concluye el comunicado.

En nota de prensa, la que será la nueva propiedad, Lanuspe SL, informó de la presentación del "preconcurso de acreedores" aunque quiso transmitir tranquilidad a aficionados, empleados, plantilla y sociedad pacense porque será un trámite "útil y beneficioso" para el futuro del club.

Lanuspe se siente "profundamente decepcionada" por la protesta del equipo en el arranque del último partido en el estadio Nuevo Vivero, ya que han afirmado que se han aportado fondos desde el mes de febrero y se han pagando gastos del día a día como servicios telefónicos, viajes, mantenimiento del césped, seguridad, vivienda y alimentación de la cantera, nóminas de los empleados y nóminas de la primera plantilla de marzo y abril.