Recoletas inicia el play off a remolque

El Celta logra cinco puntos de ventaja de cara al partido de vuelta

Una jugada del partido disputado en Vigo

Una jugada del partido disputado en Vigo

Manuel López-Sueiras

Manuel López-Sueiras

El Recoletas Zamarat ha iniciado a remolque su participación en el play off de ascenso tras caer derrotado por 54-49 en el partido de ida de la eliminatoria contra el Celta que deja muy abierto el encuentro del Angel Nieto de la próxima semana. Fue un encuentro muy igualado en el que ambos rivales se alternaron en la delantera en el marcador, pero en los últimos minutos, el acierto estuvo del bando gallego.

La diferencia que existió en la clasificación de la liga regular no se reflejó en el comienzo del partido jugado en la calurosa tarde de este sábado en el Pabellón de Navia de Vigo, en un partido al que asistió el alcalde, Abel Caballero. Celta y Zamarat plantearon un encuentro cara a cara con intensa lucha, sobre todo, bajo los tableros, y de ahí que el equipo gallego comenzase a sustentar sus opciones en la rusa Davidova que acertó en las tres primeras canastas célticas. Nneka Szegbo, por su parte, controlaba el rebote defensivo y Ornela Santana realizaba un intenso trabajo en defensa. Pero las anotaciones zamoranas llegaban desde el exterior, con Gala Mestres y Mo Green muy centradas. 

Así el Recoletas mantenía sin grandes problemas ligeras ventajas en el marcador, pero pronto apretó en defensa el Celta, lo que trajo consigo varias pérdidas en el bando zamorano, todo ello con un ritmo altísimo de juego y una durísima lucha por el rebote. Y de esta intensidad en el juego salía beneficiado el equipo olívico con Musa muy eficaz bajo los tableros, hasta cerrar el primer cuarto con un ajustado 16-14.

Montoliu firmó el empate nada más iniciarse el segundo periodo, pero un triple de Castro volvió a dar la delantera a las locales. Recoletas jugaba con dos centers pero el equipo no funcionaba y las zamoranas se estancaban en 19 puntos durante cuatro minutos y vieron cómo el Celta se escapaba a 25-19.

Green se encargó de desatascar al conjunto naranja,primero con dos tiros libres que rompieron la sequía anotadora y, respondiendo a una tímida defensa en zona del Celta, con un triple que puso el 25-24. El juego se volvió a equilibrar y el partido llegaba al descanso con 30-28.

Para nada cambió el partido en cuanto se reanudó el juego, de nuevo en un tono de alta intensidad que provocaba constantes errores y juego impreciso por ambas partes. Ninguno de los dos rivales optaba por controlar el ritmo de juego y de ahí que se tardase dos minutos en anotar la primera canasta, el 32-28. 

Seguía el atasco y tuvieron que pasar otros tres minutos para que llegase el 32-30 que anotó Ajemba, poco despuès de que Davidova cometiese su tercera personal. Gala Mestre volvió a tomar la iniciativa y el Zamarat lograba la delantera de nuevo en el marcador con un triple que ponía el 32-33, y poco después anulaba el de la gallega Sara Castro, para anotar el empate a 35.

El Recoletas parecía seguro de nuevo por delante en el electrónico, pero Musa volvió a hacer mucho daño hasta el punto de que el tercer cuarto se cerró con 41-40.

La recta final del encuentro no fue buena para el Zamarat que pareció llegar un tanto agotado a los minutos finales. El Celta, por contra continuó con una gran solidez en el juego interior y Musa alcanzaba los 16 puntos anotados con el 45-40. Las zamoranas todavía tuvieron capacidad de reacción y Latorre firmó los cinco puntos seguidos necesarios para llegar al empate de nuevo. Pero el Celta confiaba en sus opciones y obligó a Jacinto Carbajal a pedir un tiempo muerto con 49-45 cuando ya solo faltaban cuatro minutos de juego.

Recoletas consiguió acercarse de nuevo a dos puntos e incluso obligó al Celta a agotar su posesión al límite de los tres minutos. Pero lejos de producirse la reacción naranja, el Celta apretó de nuevo el acelerador y no encontró réplica. Un triple de Lamana y una canasta tras robo de Fequiere terminaron por sentenciar el partido cuando quedaban ya solo dos minutos, en los que el Recoletas tan sólo consiguió anotar dos puntos para llegar al definitivo 54-49 que no es imposible de remontar para el Zamarat en el partido de vuelta, pero que le da muchas opciones al Celta de alcanzar la “final four”.