El jugador del Zamora Enamora Pancho Bellia reconoció que el partido contra Sarriá ha sido el mejor que ha cuajado desde que está en el equipo pistacjo, “me salieron bien las cosas porque vengo entrenando duro en la parte física y, en casa a veces te sale todo bien, pero lo destacable es que este empate nos sirve para salvar un punto que es muy importante”.

El jugador argentino valoró en su justa medida el empate porque “sumar es importantísimo, está todo muy peleado, y ahora nos toca sumar fuera de casa donde no teníamos previsto sumar, hay que ir a buscar fuera este punto que hemos cedido hoy”.

Por su parte, el entrenador del Zamora Enamora, Iván López no se mostró sorprendido por el brillante comienzo del Sarria porque “si les caracteriza algo es que son competitivos y van al límite. Sabíamos que serían fundamentales los inicios de las dos partes, y eso nos ha hecho ir todo el partido a remolque. Lo mejor es el punto, lo demás un desastre. El otro equipo tenía más ganas que nosotros de competir, a nosotros nos ha pesado la presión o la obligación de ganar, pero ellos también venían con sus bajas, y nosotros no nos hemos metido en el partido hasta muy avanzado”.

El entrenador sevillano destacó la actuación de la grada, “que estuvo muy caliente con el arbitraje. No entiendo qué pasa con los árbitros, que no nos respetan y aplican criterios totalmente diferentes. Pero no tienen la culpa los árbitros del desarrollo del partido”, explicó.

Por su parte, el entrenador del Sarriá, Josep Espar, reconoció que con el empate final, “se nos escapa un partido que teníamos ganados aunque todos los puntos son muy importantes. Y este punto es un lujo con la gente que hemos venido aquí. Teníamos el partido encarrilado, pero por el buen juego del Zamora y el desgaste nuestro no hemos podido llegar al final con ventaja para ganar”, dijo el técnico catalán.