El Pabellón Municipal La Rosaleda se engalanará hoy para acoger una frenética jornada de eventos. A las 16:00 horas comenzará un partido mixto de fútbol sala como parte de las celebraciones correspondientes al Día de la Mujer, que se celebra internacionalmente el próximo martes día 8. Acto seguido, tendrá lugar una exhibición de gimnasia rítmica y por último, como colofón del día, a las 19:00 horas, el Caja Rural Atlético Benavente FS recibirá al ETB Visit Calvià Hidrobal FS para disputar el encuentro correspondiente a la jornada 26 de la categoría de plata del fútbol sala español.

Los de Chema Sánchez, a pesar del tropiezo en casa del Barça B del pasado fin de semana, llegan en un buen momento de juego que alcanzó su cénit con el empate 3-3 en La Rosaleda frente al Peñíscola FS, uno de los mejores equipos de la categoría. Si bien ese partido supuso la baja indefinida de Malaguti, que se suma a la de David Novoa, el resto del equipo está en buena forma y tiene la capacidad de plantar cara a cualquier rival.

El Caja Rural Atlético Benavente FS ha conseguido hacerse fuerte en casa y convertir La Rosaleda en un fortín del que no es fácil salir victorioso. Tanto es así que los blanquiazules no pierden en liga como local desde que lo hiciera por última vez el pasado 6 de noviembre por 3-5 frente al Alzira FS.

El rival de esta ocasión, el ETB Visit Calvià Hidrobal FS, dirigido por Miquel Vidal, sufre más lejos del Pavelló Municipal de Galatzó. El combinado mallorquín solo ha conseguido cuatro victorias de los trece encuentros que ha disputado como visitante; la última de ellas, el pasado 9 de enero por 2-3 frente al Movistar Inter FS “B”.

Los de Miquel Vidal son decimoterceros, tan solo un punto por encima del umbral del descenso, pero han demostrado que, pese a la posición que ocupan en la tabla, son un equipo que es capaz de hacer grandes cosas. Las dos victorias que cuentan entre sus últimos cinco partidos han sido nada más y nada menos contra el segundo y el tercero. Los mallorquines se impusieron por 5-3 al Peñíscola FS el pasado 12 de febrero y, el 29 de enero, le endosaron un contundente 7-2 al BeSoccer UMA Antequera, segundo clasificado.

Dos victorias, dos derrotas y un empate son los últimos cinco partidos de ambos equipos, con puntos conseguidos ante rivales de gran nivel. Se trata, pues, de dos equipos que son capaces de lo mejor, pero también de cosas no tan buenas. Unos son fuertes en casa y los otros sufren como visitantes. Esto da, indudable e inevitablemente, razones a los benaventanos para creer en alzarse con los tres puntos en el encuentro del sábado.

Una victoria acercaría a los benaventanos al play off, pues quedarían con 38 puntos, tan solo tres por debajo del quinto puesto, a expensas de lo que haga el CD El Ejido Futsal, equipo que regenta esa posición. Los mallorquines, por su parte, necesitarían esta victoria si no quieren meter los pies y atorarse en los enfangados terrenos del descenso, de los que no es fácil salir y en los que es un terrible riesgo permanecer a estas alturas de la temporada.

Los blanquiazules, además, disputan este partido con la visita del CD Leganés del próximo martes en el horizonte. Será una semana dura para los de Chema Sánchez, con un alto nivel de exigencia física y deportiva, pero con la confianza que da jugar en casa y en un gran momento deportivo, con los jugadores enchufados y una conexión especial entre entrenador, equipo y afición.

Esa afición, consciente de la importancia de este partido, hará de La Rosaleda una fiesta, pero también una caldera que infunda el miedo en el corazón de los rivales para que vuelvan de vacío a la isla. Además, y más importante, la siempre fiel y pasional hinchada blanquiazul no dejará de animar para llevar a su equipo en volandas desde el primer minuto para hacer más sencillo conseguir tres puntos que, a priori, no serán fáciles de conseguir.