Choque complicado y derrota para un Atlético Benavente Caja Rural FS que llegaba a este enfrentamiento frente al Barça B, con los deberes hechos, después de vencer a domicilio en la pasada jornada al Betis, por seis goles a cinco. Entrando en esta buena dinámica y los buenos resultados en la tabla clasificatoria, el At Benavente tenía un partido, a priori, duro, pero con la certeza de poder encasillarse tres puntos más y seguir con esas buenas sensaciones sobre la pista que ya vienen desde hace algunas jornadas.

Lejos de casa y delante a un equipo que siempre impresiona, pese a que en la clasificación, los dos conjuntos que hoy disputarían su encuentro correspondiente a la jornada 25, estaban situados en distintas posiciones en la tabla. Por su lado, el At Benavente, con un triunfo vería como sus posibilidades de estar en la zona de los playoffs estaría un poco más cerca, ya que se encuentran en la séptima posición, con 35 puntos, mientras que el Barcelona, su rival de esta tarde, están un poco más abajo, concretamente en la decimoprimera, con 29 puntos. Ambos equipos saltaron a la pista del Joan Gamper con las intenciones claras, posicionarse sobre el parquet con su ritmo de juego, y que al rival le cuesta más llegar a la portería contraria. Los tres puntos eran más que importantes para ambos, y la intensidad en sobre el campo se empezó a notar desde el primer minuto de juego. El entusiasmo se palpaba en las botas de los futbolistas, y los primeros en acercarse a la portería rival con cierto peligro fueron los pupilos de Xavi Closas. El Barça B se adelantó en el electrónico, en el minuto, con un tanto madrugador, obra de Carrasco.

INTENSIDAD AL MÁXIMO

El Atlético Benavente estaba intenso en su presión y quería robar el balón cuanto antes, pero el rival se mostró también concentrado dentro del rectángulo de juego y empezó con complicar el juego a los de Chema Sánchez.

Llegados al primer cuarto de hora del choque, se pidió tiempo muerto para recomponer sistemas y algunos movimientos sobre la pista, el equipo visitante, estaba jugando bien, no obstante le faltó acierto en los metros finales.

Ese parón funcionó a las mil maravillas para los el At Benavente, que empataba el partido, en el minuto 16, con un gol de Charlie. Sin tiempo para casi disfrutar de esa igualada, los jugadores visitantes pudieron darle la vuelta al gol inicial del Barça, con el 1 a 2 en el marcador, con un tanto de Dani Aranda. Pese a que los visitantes pudieron consagrar un giro de guion antes del descanso, la segunda parte, el Barça B salió más conectado y más acertado en los metros finales y pudo de nuevo dominar el electrónico, con dos goles de un Rubén, que salió muy inspirado de cara a portería y puso a los suyos por delante a falta de cinco minutos para que se terminara el choque. Al Benavente no le quedó otra que remar a contracorriente para intentar volver a igualar el partido o, en el mejor de los casos, conseguir un triunfo.

A pocos minutos después del tercer gol de Barça B, los blanquiazules se quedaron con un hombre menos, por la expulsión por doble amarilla de Jesús, en el minuto 40. En ese minuto, también los locales acabaron de sentenciar el partido, con el cuarto y último gol de la tarda, a cargo de Carrasco. Ya con todo perdido y en los últimos instantes del choque, Dani Aranda también se marchó expulsado por ver dos tarjetas a amarillas. En el último tramo, los de Chema Sánchez buscaron la igualada, pero estuvieron demasiado desacertados de cara a portería y poco pudieron hacer con el ritmo alto del esférico que les planteo el Barcelona durante el segundo tiempo. Pese a la derrota, el At Benavente jugó un partido completo, pero que en la segunda parte no supo gestionar los últimos minutos y acabó por ceder el protagonismo a un rival que, cuando tuvo ocasión no perdonó y acabó por llevarse la victoria.