El Benavente no cuajó un buen partido en la derrota ante el Béjar Industrial (3-1) que rompe una buena racha de resultados. El Benavente, uno de los equipos revelación de la temporada, llegó al Mario Emilio con buenas sensaciones ligueras. Sin embargo, el guión del encuentro no fue el deseado por parte de los visitantes, que ocupan las zonas altas de la clasificación y que se vieron penalizados ante el juego ofensivo realizado por parte de los locales, que supieron castigar los errores de los de los visitantes. La primera mitad fue igualada en ocasiones por partes de ambos conjuntos, que a pesar de disponer de varias ocasiones, los dos equipos empezaron el encuentro la pólvora mojada de cara a portería. A pesar de la igualdad en el marcador y que parecía que la primera mitad iba a terminar sin el festejo de ningún gol, Rivi lo evitó. El conjunto local se adelantó y se marchó a los vestuarios con un solitario tanto en la primera mitad, que moralmente afecto al Benavente.

A pesar de ello, los visitantes no se vinieron abajo, y soñaron con la remontada del encuentro para poder seguir luchando en los puestos de arriba de la clasificación. Pero los locales poco a poco fueron aumentando el ritmo ofensivo y mediante Álvaro Paso y el debutante Rubén del Río, mataron el encuentro, aunque Miguel Angel puso el gol del honor tomatero.