El Balonmano Zamora está de plena actividad institucional. A las puertas de la celebración de las asambleas ordinaria y extraordinaria del club la próxima semana, y a la espera de conocer quien sustituirá a José Antonio Quintana en la presidencia de la entidad, se anunció ayer la renovación de Iván López al frente del primer equipo. El entrenador y el club rubricaron la continuidad del sevillano para las dos próximas temporadas, y con opción a una tercera, lo que no hace más que reafirmar el proyecto continuista que quieren ejercer los responsables del BM Zamora, y por el que siempre se ha apostado.

A sus 30 años de edad, el preparador de Montequinto atesora seis años de experiencia como primer entrenador en categorías nacionales, además de haber sido coordinador en Balonmano Montequinto, director técnico en Balonmano Dominicos, entrenador de la base de la selección andaluza y técnico de la Federación Española de Balonmano en categorías inferiores.

López llegó al club zamorano el pasado verano, en sustitución de Ricardo Margareto, y con el objetivo de mantener a los “Guerreros de Viriato” en la División de Plata. “Llevábamos tiempo hablando del proyecto a medio plazo que estamos realizando, y yo estoy muy contento con el club, y ellos contentos con mi trabajo, por lo que ha sido fácil. La idea estaba y solo había que darle una forma contractual”, explicó el técnico.

En estos momentos, y a falta de siete partidos para que acabe esta primera fase de la competición, el equipo zamorano es octavo con ocho puntos, aunque es cierto que la progresión en las semanas previas al parón navideño fue muy positiva.

Por otro lado, y aunque estaba previsto inicialmente, al final el equipo pistacho no disputará el encuentro amistoso ante el Salamanca que se había organizado para este mediodía en el Ángel Nieto a puerta cerrada. Los casos de COVID en el cuadro charro motivaron la suspensión.

Nacho López volverá a pasar por el quirófano

En el capítulo de malas noticias aparece la lesión de Nacho López. El jugador deberá pasar de nuevo por el quirófano para operarse la rodilla izquierda. Será el 17 de enero en Madrid cuando el argentino será intervenido y conocerá el alcance real de su lesión y es que hasta que el cirujano no abra, no sabrá el estado real del menisco y los ligamentos. A partir de ahí, Nacho López comenzará un nuevo periodo de recuperación para poder regresar a las pistas, pero, salvo que haya mucha suerte, no parece que pueda suceder esta temporada.

Así las cosas, habrá que esperar para saber si en la entidad pistacho moverán ficha para suplir esta baja y afrontar con un refuerzo lo que queda de curso liguero, que es bastante, y es que la permanencia sigue en juego y es el gran objetivo de la campaña 21-22.