Xisco Campos regresó tras su lesión y cuajó un buen partido contra el Extremadura en la Copa del Rey, una victoria que llega cuando más la necesitaba el equipo: “Siempre es positivo ganar porque los resultados te dan más confianza, y en Almendralejo, el trabajo fue bueno y ayudó a hacer un buen partido. Tenemos que seguir trabajando bien en el día a día y continuar así”, dijo el futbolista mallorquín.

Xisco señaló además en la rueda de prensa ofrecida ayer en el Ruta de la Plata que “tras el cambio de entrenador, hemos ido cogiendo nuevos conceptos pero el trabajo se va a centrar en intentar tener un poco más el balón, en ciertos automatismos que ahora son nuevos para nosotros. Estamos integrando las cosas nuevas y asimilándolas cada vez mejor”.

El jugador del Zamora CF reconoce que el equipo no merece estar tan abajo en la clasificación, en el penúltimo puesto: “La realidad es que hemos hecho partidos que podíamos haber sacado mejores resultados, en ocasiones y juego, y otros más irregulares. Pero el fútbol no entiende de justicia, al final lo que importa es que entre la pelota, que seas solvente atrás y la contundencia en el área manda. Hay menos equipos este año en esta categoría y más nivel pero nosotros tenemos una plantilla con buenos jugadores y con alma. Necesitamos superar esta situación y volver a sumar victorias”.

Xisco no quiere aventurar que el Zamora haya cambiado ya su rumbo con la goleada en Almendralejo porque “las dinánicas negativas son difíciles de girar, y si has hecho por fin un buen partido, tienes que intentar mantenerlo y alargarlo, trabajando muy bien en el día los automatismos nuevos del míster, y alargar la dinámica buena”, añadió el jugador rojiblanco. 

El central mallorquín reconoce que la Copa “es una competición muy bonita que aquí ha dado muchas alegrías pero lo importante es la Liga. Cada partido es un mundo y aunque sea el mismo rival, va a ser totalmente distinto. El sábado hay que seguir la línea marcada de buenos resultados y traernos los tres puntos”.

Xisco añadió que se encontró totalmente recuperado de su contra el Extremadura: “Era una lesión menor porque podía entrenar con normalidad aunque no con el equipo. Sentía cierta impotencia por no poder ayudar, pero mis compañeros me han facilitado la vuelta. Ayer la gente estuvo muy metida en el partido, fue fácil la vuelta y poder competir y poner mi grano de arena para realizar un buen partido”, concluyó el jugador rojiblanco.