Los grandes clubes del baloncesto masculino español se muestran cada vez más interesados por entrar en el campo femenino y ya algunos de ellos, como Valencia, están situándose en lo más alto. En la Liga Endesa, además del conjunto valenciano, disponen de representantes equipos con una larguísima trayectoria en la ACB como es el caso de Casademont Zaragoza o Movistar Estudiantes (ahora en LEB Oro), y también en la Liga Challengue se está produciendo este fenómeno que amenaza seriamente a los clubes independientes y centrados exclusivamente en el baloncesto femenino: el Barcelona lucha en los últimos años por lograr el ascenso y Joventud de Badalona, desde su modestia económica, va paso a paso hacia la máxima categoría que, a nadie le extrañaría, que alcanzase en cualquier momento.

El rival de esta mañana del Recoletas Zamora está teniendo un comienzo irregular de temporada en el que ha alternado brillantes actuaciones como las victorias logradas ante uno de los favoritos al ascenso, el Granada (65-59), y frente al Canoe en el Pez Volador (54-65), los dos únicos triunfos que ha logrado hasta el momento, o la ajustada derrota por 72-74 frente a Estepona; con abultadas derrotas contra Plasencia, Jairis o Alcobendas.

Guillem Abelló dirige al Joventut desde la pasada campaña que fue la primera en la segunda categoría nacional ocupando el puesto 21º en la clasificación final. El club barcelonés ha apostado fuerte este año para conseguir una plaza en Challenge y ha formado una plantilla compuesta por jugadoras de la cantera catalana pero con experiencia en esta categoría y la superior como son los casos de Blanca García (Cadí), Cristina Hurtado (Sant Adriá), Olga Ruano (Sant Adriá), Mireia Vila (Ferrol, Sant Adriá); y otras jovencísimas formadas en el propio Joventut.

Como refuerzos para afrontar sin apuros esta competición han llegado la maliense Minata Keita, buena conocedora del basket español, y la base ex del Zamarat, Starr Breedlove, que se encuentra lesionada y todavía no ha podido debutar, lo que supone un duro lastre para el equipo badalonés.

El Recoletas afronta este encuentro con la tranquilidad del deber cumplido en la pasada jornada venciendo a Azkoitia-Azpeitia, y con la perspectiva de un final de la primera vuelta en el que tiene que recuperar esa separación de tres victorias del líder, Barça, con rivales asequibles como son Celta, Mataró, Paterna, Plasencia, para despedir la primera vuelta contra un rival directo como es Granada en el Angel Nieto.

En esta lucha, los primeros clasificados se mostraron muy sólidos en los partidos que ya se jugaron ayer. El Barcelona no dio opción al Azkoitia-Azpeitia (58-90), Alcobendas derrotó a domicilio al Mataró (64-83), y Jairis solo sufrió ante Paterna en el primer cuarto para terminar (53-71).

El Recoletas estará pendiente de lo que ocurra en Granada con el Manuela Fundación, que recibe a un Real Canoe siempre peligroso. El equipo andaluz ha sumado las mismas seis victorias que el Zamarat.