El Atlético Benavente FS Caja Rural entró en el partido como un auténtico huracán que enseguida desarboló el entramado defensivo mostoleño. A los dos minutos de juego, Novoa se inventaba un pase filtrado que dejaba a Ibarra solo frente al cancerbero rival, que solo pudo ver como el benaventano picaba el balón por encima de él y la mandaba al fondo de la red para poner el 1-0 en el electrónico.

El huracán blanquiazul seguía haciendo estragos y en la acción inmediatamente posterior, Ibarra ponía tierra de por medio con su segundo tanto de la tarde tras conectar un latigazo con su pierna derecha que se colaba por la escuadra izquierda de la portería defendida por Humanes.

Acto seguido, era Brian Niebla el que recibía frente al arco y con tranquilidad definía con la izquierda para colar el balón por debajo de las piernas de Humanes para sellar el 3-0 y hacer estallar el delirio en una enfervorecida hinchada que estaba disfrutando de lo lindo con el espectáculo que su equipo estaba brindándoles.

Totalmente anulado, el FS Móstoles apenas inquietaba el arco defendido por Marcos Vara que, a pesar de tener poco trabajo, estaba muy metido en el partido y terminaba rápidamente con cualquier intentona del conjunto visitante. Es por ello que tras el tercer gol, Antonio Javier Sánchez García se veía en la obligación de pedir un tiempo muerto para intentar poner remedio a una situación que auguraba una tarde negra para el conjunto mostoleño.

Chema Sánchez decidió colocar un portero jugador para evitar forzar la quinta falta. Sin embargo, este movimiento táctico no fue sino un aliciente para el FS Móstoles recortara distancias en el minuto 17, tras un error de Malaguti en salida de balón que lo regala a Guille que marca a placer con la portería vacía.

Sin embargo, acto seguido, Charliente devolvía la tranquilidad al pabellón poniendo el cuarto gol local tras un gran control orientado que le permitió plantarse solo delante de Humanes y definir con su pierna derecha.

A falta de diez segundos para el final de la primera mitad, Aitor ponía el broche de oro a una primera parte de ensueño de los pupilos de Chema Sánchez con un zurdazo cruzado ante el que Humanes nada pudo hacer.

La segunda mitad comenzó de manera similar a la primera, pues Preciado batió al cancerbero rival tras proclamarse el más listo de la clase y meter la puntera anticipándose al defensor rival y enviar el cuero a guardar para delirio de la hinchada local.

Dos minutos después, el FS Móstoles volvía a recortar distancias con un zurdazo de Asensio desde fuera del área que se colaba tras pegar en el poste de la portería defendida por un hasta el momento inconmensurable Marcos Vara.

A partir de este momento, el FS Móstoles empezó a creer y el Atlético Benavente FS, a dudar. La superioridad numérica visitante provocada por el portero jugador acabó conllevando un nuevo gol visitante en el minuto 28, gracias a Armando que convertía un centro lateral para ir haciendo crecer la incertidumbre local.

El Atlético Benavente FS no quería sustos y Malaguti avisó con un latigazo que se perdía por poco, anticipando así que la intención era que los tres puntos se quedaran en casa, mientras seguían acumulando ocasiones sin obtener el premio del gol y Marcos Vara seguía a lo suyo.

El FS Móstoles estaba decidido a no rendirse y, a falta de un minuto para la conclusión el encuentro, Resta convertía un nuevo centro lateral, repitiendo la jugada que minutos antes les había servido para anotar otro tanto, para poner en el electrónico el 6-4 que a la postre sería el resultado definitivo.

Esta victoria sirve al Atlético Benavente FS para seguir escalando posiciones en la tabla y dormir en puestos de play off a la espera de los resultados de los equipos de la zona noble. Los de Chema Sánchez buscarán prolongar la euforia de las dos victorias consecutivas la semana que viene cuando intentarán asaltar la casa del indiscutible líder de la categoría, el Noia Portus Apostoli. Por su parte, el FS Móstoles se asoma al precipicio de un descenso del que únicamente les separa un punto.