Como madrina de la prueba, la piragüista Eva Barrios fue la encargada de cortar la cinta en la línea de salida de los andarines.