El Bádminton Zamora sigue obteniendo recompensa a su trabajo y la cantera zamorana evoluciona mostrando una mejoría cuyo último paso ha tenido lugar en Guadarrama, escenario de una prueba más del Circuito de la Comunidad de Madrid. Una competición en la que la expedición del club se colgó dos bronces.

Demetrio Pinto fue el jugador más destacado por parte del CD Bádminton Zamora pues fue capaz de subir al podio en dos ocasiones. Primero, en dobles masculino, junto a su compañero de equipo Lucas Linares; y, después, con Jimena Casaseca en dobles mixto. Un logro que redondeó terminando también entre los mejores en el cuadro individual masculino, en el que fue quinto.

Más allá del importante papel de la categoría Sub-11, el CD Bádminton Zamora también firmó buenos resultados en categoría Sub-17 con un grupo muy joven que no se amedrentó ganando varios de sus partidos comandados por Aitor Llandrés. Así, en categoría individual femenina, Elena Turiel se hizo con la victoria en dos partidos de la fase de grupo, cediendo en el partido que le hubiera dado acceso a la fase final. Mismo camino que siguió Natalia Colino, quien se estrenó con victoria ante la subcampeona de la competición pero no pudo seguir adelante. Además, Aitana Ares realizó buen juego, aunque sin recompensa esta vez.

Por su parte, Eric Casas tomó partida en dobles mixtos con Natalia Colino, ganando su primer partido y luchando de tú a tú en el siguiente a pesar de ceder ante los cabeza de serie. Un buen papel que rubricó junto a Andrés Llandrés, con el que formó pareja por primera vez para lograr un triunfo y vender muy cara la derrota ante los subcampeones de la cita.

Sin duda, el Bádminton Zamora confirmó que su trabajo da resultados y dio un paso adelante más en Guadarrama, reforzando a un club cuyo futuro se presenta prometedor.