El Caja Rural Zamora Amigos del Duero afianzó su liderato ayer en la visita al campo Ramón Martínez, escenario en el que se dio todo un atracón de goles frente al Femenino de Ponferrada. Un rival al que terminó por superar 3-10 en un duelo más duro de lo que reflejó el tanteo.

No tardó mucho en dejar claro Alba Fariza que tenía hambre de goles. Su diana a los siete minutos puso por delante al equipo de Nacho Merino que, apenas cinco después, estiró aún más su diferencia.

El 0-2 no intimidó al cuadro berciano y así se entró en una dura pugna en la que las locales redujeron distancias por dos veces. Primero por medio de Sandra y, después, a través de Yesica que con el segundo local respondía al tanto de la visitante Andrea.

Justo al borde del descanso, Alba Fariza hizo su segundo de la tarde. Un gol psicológico, como lo fue también el 2-5 al poco de iniciar la reanudación cuando ambos equipos ya estaban con diez jugadoras sobre el verde. Una circunstancia que manejó mucho mejor la escuadra zamorana, que aprovechó para distanciarse con tantos de Ana Ramos, Virginia y María Matellanes para romper definitivamente el partido. De poco sirvió el tercer tanto local, Lucía y María Matellanes redondeaban la victoria del líder en Ponferrada.