El Zamora CF sigue sin acierto de cara al gol y este domingo salió derrotado de su partido en el Ruta de la Plata frente a un Majadahonda que sí supo aprovechar una magnífica acción de su delantera en el minuto 53 que supuso el 0-1 que ya no hubo forma de mover pese a que los rojiblancos dispusieron en la segunda parte de varias ocasiones para haber conseguido algo positivo. Con esta tercera derrota consecutiva por la mínima, el equipo rojiblanco se mantiene en zona de descenso y sin capacidad de reacción por el momento.

Ya desde el inicio del encuentro, el equipo madrileño demostró que venía a Zamora a llevarse la victoria y a punto estuvo de encarrilarla Javi Sánchez en un disparo a la escuadra que salió ligeramente alto. Reaccionó el Zamora con un par de ataques por la derecha que culminaron con un disparo de Juanan que salió alto.

Pero el Majadahonda se mantuvo muy sólido y buscó de nuevo el gol con un pase de la muerte de Héctor que no remató nadie de puro milabro. El Zamora, por su parte, respondió con una oportunidad clarísima en la que remató Baselga desde muy cerca pero la parada de Champagne fue espectacular. El partido estaba muy abierto porque el gol visitante pudo llegar también en el minuto 40 al encontrarse Manu García con un rechace que tocó casi sin querer pero su remate lo atrapó Magunagoitia con seguridad.

Tras el descanso, el Zamora salió dispuesto a marcar lo antes posible y casi lo consigue Juanan desde lejos pero de nuevo Champagne estuvo muy acertado en su rechace. Aunque finalmente el que encontró el acierto fe Raúl Sánchez en un remate desde el segundo palo tras dejar pasar el balón Héctor Hernández en una jugada desde la derecha. Era el 0-1 que supuso un serio golpe para el Zamora.

De todas formas, el partido mantuvo la tónica de ida y vuelta y Coscia tuvo otra ocasión pero la tónica de ineficacia ofensiva seguía inamovible en las filas rojiblancas. Aunque estaba por llegar lo mejor porque a partir de ese momento, los de Movilla se volcaron en el campo contrario pero el balón siguió sin querer entrar para desgracia de la afición del Ruta de la Plata. Movilla dio entrada en el campo a Navas y Kepa, y el Majadahonda también movió su banquillo. El Zamora se fue arriba sin complejos y primero fue Losada el que remató de cabeza alto, luego Carlos Ramos firmó un disparo marca de la casa desde la frontal que rechazó Champagne, la más clara fue la de Coscia en un córner pero su remate de cabeza salió alto con toda la portería para él y las dos últimas fueron de Dieguito, un lanzamiento que desvió un defensa y no quiso entrar, y otro remate de cabeza que un defensa sacó de debajo de los palos.