El Linares Deportivo ha sido el primero de los 40 clubes que militan en la recién creada Primera RFEF (Real Federación Española de Fútbol) que ha cambiado de entrenador, al destituir al técnico argentino Héctor Alejandro Sandroni.

Sandroni, fichado procedente del Yeclano, ha sido relevado por el malagueño Alberto González, que precisamente regresa al Linares tras ascenderlo a la Primera RFEF y conquistar el título de campeón del grupo cuarto de Segunda B.

El entrenador destituido dejó el equipo andaluz con solo 2 puntos sumados de 12 posibles en 4 encuentros, con dos empates y dos derrotas, “pero sobre todos con unas sensaciones que no eran positivas pese a que solo llevamos cuatro jornadas de Liga en la que buscamos la permanencia en la categoría”, dijo en un comunicado Miguel Linares, director deportivo de la entidad.

Alberto González hizo bueno el lema de “entrenador nuevo, victoria segura” y el Linares logró la victoria ante el Sanluqueño este pasado fin de semana y escala puesto en el Grupo 2.