El Zamora Enamora inicia hoy una nueva temporada en División de Plata, con el ánimo intacto tras una buena pretemporada, aunque tendrá que estrenarse esta noche (20.00 horas) contra todo un clásico del balonmano español como es el Teucro de Pontevedra al que se ha medido en diversas ocasiones a lo largo de los últimos años.

En las filas zamoranas se cuenta con las bajas de Andrés y Raúl Maíde, que debería estar recuperado en unos días, y además se les suma Luis Horcajada que sufre una dolencia en la rodilla cuyo alcance se desconoce todavía. Afortunadamente el Zamora Enamora recuperará a Nacho.

El entrenador del equipo zamorano, Iván López ha asegurado que “llegamos en un buen momento al inicio de la temporada. El equipo ha asimilado muy bien y muy rápido el modelo y el sistema, y la metodología de trabajo. Pero sobre todo, con muchísimas ganas y mucha ilusión de empezar la competición que es lo que a todos nos gusta y para lo que nos hemos estado preparando durante este tiempo. Para ello, el Teucro será una gran piedra de toque”.

En cuanto a las sensaciones en el vestuario, el técnico andaluz explicó en declaraciones efectuadas en las redes sociales del Club que “veo al equipo con ganas de competir y sobre todo, lo veo que tiene claro lo que tiene que hacer, independientemente del rival que haya enfrente. Tenemos el modelo ya bastante interiorizado y eso es lo que más me tranquiliza”.

El entrenador del BM Zamora, respecto a los aspectos que faltan por pulir, dijo que “son cosas típicas del momento en que estamos: “Las relaciones grupales, las situaciones de parejas o de “tres contra tres” tanto en ataque como en defensa, pero son cuestiones de tiempo, de que todo el mundo se vaya adaptando y que sigamos marcando el ritmo que queremos imprimir a nuestro juego, y eso pasa por el día a día”.

Respecto al partido de esta noche contra el Teucro, el entrenador pide que “el ritmo lo pongamos nosotros, que seamos conscientes de que vamos a tomar momentos de riesgo pero tenemos que trabajarnos el partido muy poco a poco, no podemos querer ganar el partido en el minuto 10, pero sí que seamos fieles al estilo y al plan”.

“Me espero un partido superdisputado, como caracteriza a esta categoría del balonmano español, y que seamos capaces de representar los valores de este club y de este equipo. Espero que sea el preámbulo para una gran temporada, sobre todo en la comunión del equipo con la afición. Eso pasa por jugar con alma, por jugar con pasión y por no dar una bola por perdida. Quiero que el equipo derroche carácter”.

Iván López insistió en que el apoyo de la afición será “fundamental” hoy en el Angel Nieto: “Es para nosotros un reto que el pabellón de llene siempre que las restricciones nos vayan dejando. Eso es responsabilidad de cómo viva el equipo el partido y de lo que transmita. Es un desafío enorme enganchar a la gente y que los partidos sean un evento social en la ciudad”, añadió el técnico andaluz.

En términos similares se ha manifestado Jortos, para quien “llegamos en un buen momento. Se ha hecho muy larga esta pretemporada porque no estábamos acostumbrados a tanto tiempo, pero el equipo llega con muchas ganas de hacerlo bien y de reencontrarse con la afición que es parte del equipo y nos tiene que ayudar mucho”. Jortos cree que, físicamente y aunque haya gente lesionada, el Balonmano Zamora llega en un buen momento. El jugador vallisoletano afronta su décimo octava temporada en el equipo por lo que “me siento muy afortunado por seguir perteneciendo a esta familia y por seguir viendo gente en la grada. Les saco unos cuantos años a mis compañeros pero me siento muy identificado con este grupo y aportaré lo que pueda”, añadió Jortos.