El Atlético Benavente sumó su primer punto de la temporada, y lo hizo en casa, en La Rosaleda ante un O’Parrulo que privó a los blanquiazules de una victoria que rozaron con la yema de los dedos.

El Caja Rural Benavente salió a la pista a disputar la jornada tres en Segunda División, en la que conseguir puntos era el estreno del casillero de la tabla y una inyección moral para el equipo.

La plantilla gallega de O´Parrulo Ferrol no se lo puso nada fácil, aunque en el primer tiempo los benaventanos dominaron la pelota y obligaron al rival a jugar en media pista. La fortuna en los primeros veinte minutos no estuvo del lado de los locales con las ocasiones de Malaguti y Pablo Ibarra, mientras que el O´Parrulo sí estuvo algo más acertado para hacer el 0-1 con el que se llegó al tiempo de descanso en el pabellón.

Los jugadores se saludan, ayer | S. R.

En el segundo tiempo el Benavente salió a morder y lo hizo. Jesús Preciado aprovechó el rechace de la jugada de Malaguti para empatar el encuentro. A partir de aquí, el partido se empezó a calentar competitivamente lo que se reflejó en las expulsiones del jugador Borja y el segundo entrenador, Suso Rey, del equipo gallego. Los locales Malaguti, Dani Aranda e incluso Marcos Vara en el banquillo, también vieron la cartulina amarilla.

A pesar de unos minutos cargados, el Atlético Benavente siguió intentándolo y Dani Aranda hizo el 2-1, aunque el gol del empate llegó pronto. Aranda también anotó el tercer tanto y con el que La Rosaleda creía en la victoria, pero, se escapó en los minutos finales cuando Noel marcó su tercer gol.

El Atlético Benavente Caja Rural consiguió un punto importante y que le poermite estrenar su casillero en la clasificación. No obstante, el logrado es un empate que tendrá “que hacer bueno” la próxima jornada frente al Leganés FS.