Con el inicio de la competición en Segunda División ya muy próximo, el Caja Rural Atlético Benavente quiso dejar claro ayer que está preparado para el largo viaje que se presupone será la temporada 2021-2022. Una campaña en la que el conjunto blanquiazul, referente del fútbol sala zamorano, aspira a seguir reteniendo un puesto entre los mejores equipos del país. Tarea nada sencilla que buscará alcanzar con un equipo comprometido, cargado de “gran ilusión” y el respaldo de toda la afición blanquiazul.

“Azul y blanco es mi corazón”, se puede leer en el nuevo autobús que desplazará al plantel de Chema Sánchez a lo largo y ancho del territorio español. Un vehículo, presentado ayer, cuya rotulación simboliza ese “orgullo” al que tanto hicieron referencia los miembros del Atlético Benavente durante el acto de presentación llevado a cabo ayer en el parque de La Marina.

El único equipo de Castilla y León en la Segunda División protagonizó un acto sencillo pero no por ello de gran magnitud. En el epicentro de la ciudad, con escenario para exhibir músculo, la escuadra blanquiazul y su principal patrocinador, Caja Rural, expusieron los argumentos de un proyecto creciente que pretender dar “otro paso más” en un curso “ilusionante pero también duro y de mucho trabajo”, según el técnico del conjunto benaventano.

12

GALERÍA | Presentación del Atlético Benavente y su autobús en La Marina (Zamora) Emilio Fraile

La presentación comenzó con las palabras de Ángel Manteca, director deportivo del Atlético Benavente, cuya intervención versó en el agradecimiento a Caja Rural como principal motor económico del equipo para hacer frente al reto de la Segunda División, destacando que supone “todo un orgullo llevar en la camiseta la espiga” de la entidad financiera. Un agradecimiento que también quiso realizar el presidente de la entidad, Álvaro Arias, que no dudó en afirmar que “Caja Rural siempre nos ha apoyado y, este año, ha dado un paso adelante este año. Gracias a ello, tenemos garantizado el crecimiento del club”.

Narciso Prieto, en nombre de Caja Rural, respondió a los agradecimientos indicando que “Benavente y Zamora son lo que son porque tienen el mismo ADN” y que para la entidad supone “un auténtico orgullo” colaborar con “el club más representativo de la provincia y de Castilla y León”, al que pidió “disfrutar al máximo” y que lleven “el nombre de Benavente, Zamora y la Caja Rural, con dignidad, fair-play y caballerosidad” como lo han hecho siempre, deseando que tengan “una temporada estupenda”.

Por su parte, Chema Sánchez puso la meta del Caja Rural Atlético Benavente en “intentar consolidar esa imagen para que, todo el mundo que venga a ver al equipo y animar a los jugadores, esté orgulloso” de su equipo. Un conjunto formado por “unos jugadores que son grandes profesionales y mejores personas”, futbolistas dispuestos a “defender su escudo y la espiga de su patrocinador con orgullo por toda España”. Un reto que buscará siendo “ un equipo identificable y con unos valores intachables”, como ya hiciera el año pasado. Un compromiso que remarcó Tomy, que reafirmó la intención de la plantilla blanquiazul por derrochar “ilusión, trabajo, esfuerzo y compromiso” en el viaje que arrancará para ellos este sábado.