El Trofeo San José (antiguo Iberdrola) pondrá el broche dorado a la semana del ciclismo zamorano que se está desarrollando con gran brillantez y que hoy llega a su fin con la clásica por antonomasia, no sólo del ciclismo zamorano sino también de el de Castilla y León. La carrera de los embalses se presenta muy abierta dado que los corredores más fuertes del pelotón llegarán con el desgaste de los últimos días de competición. En todo caso, está claro que Noe Alvarez, Vicente Hernáiz o Iván Martínez ya saben lo que es ganar en Muelas y volverán a intentarlo hoy, pero hay otros corredores capaces de lograrlo también como Jorge Montenegro (Cortizo), Benassar (Kometa) o Unai Aznar (Lizarte), sin descartar a algún otro candidato que no haya corrido estos días.

El recorrido es bien conocido tanto por los aficionados como por los propios corredores y estará condicionado una vez más por el viento que pueda soplar en las rectas de Sayago o por la dura subida al puerto de Moralina donde suele realizarse la selección definitiva entre los principales candidatos a lograr la victoria en la meta que, desde hace ya tres años, se sitúa en la plaza de Muelas y no en el poblado de Iberdrola como había ocurrido de forma tradicional en las 71 ediciones anteriores disputadas.