El entrenador del Athletic Club, Marcelino García Toral, destacó el papel de su portero Unai Simón en la Eurocopa, un torneo en el que, “en los momentos de dificultad en los que todos nos hacemos pequeños”, el meta vasco “se hizo grande”.

El entrenador del Athletic de Bilbao, Marcelino, golpea un balón durante el primer entrenamiento de pretemporada celebrado ayer. / Efe

“A veces creemos que los futbolistas no sufren, pero son seres humanos que disfrutan y que sufren. En los momentos de dificultad todos nos hacemos pequeños y él se hizo grande”, reflexionó el técnico asturiano en la rueda de prensa presencial ofrecida en Lezama con motivo del primer día de trabajo del Athletic en la temporada.

Marcelino adelantó que irá “viendo” como resuelve el problema que le genera en el arranque de la temporada la ausencia de Unai Simón, quien, además de la Eurocopa, jugará también los Juegos Olímpicos de Tokio entre finales de julio y principios de agosto.

“Ahora va a los Juegos y a ver cuánto tiempo compiten. Pero también tiene que descansar y limpiar la cabeza. Defender la portería de la selección española conlleva una carga emocional importante, ha respondido francamente bien y todos debemos felicitarle por el gran campeonato que hizo”, explicó el técnico asturiano.

Al respecto, destacó también que “en determinados momentos” Simón se “sobrepuso a una situación complicada”, y más para en un chico joven y sin demasiada experiencia”. “Estoy muy feliz por su rendimiento y muy contento por él”, resumió su visión de la Eurocopa realizada por el meta titular del combinado de Luis Enrique Martínez y también del Athletic.