REVIVE LA CARRERA CON LA GALERÍA DE FOTOS

La esperada Carrera Transfronteriza reabrió ayer la frontera deportiva entre España y Portugal. El Campeonato Ibérico de Trail Running se celebró en la raya entre ambos países a la altura de Zamora y Braganza, dos áreas hermanadas, y que suman desde hace cinco años la carrera hispano-lusa.

Fue una preciosa cita deportiva en la que destacaron, a pesar del triunfo final de Portugal, los podios zamoranos en distintas categorías y es que los atletas de la provincia destacaron en línea de meta.

Alekjandro Moltalvo y Rosario Sebastiao, ganadores de la distancia corta. | N. R.

El vallisoletano Guillermo Ramos y la zamorana Tania Sánchez fueron los mejores en la modalidad de 33 kilómetros y 2.800 metros de desnivel acumulado. Los dos lideraron el recorrido con salida en Rihonor de Castilla y que superó la Sierra de la Culebra, con subida a Peña Mira (1.241 metros), y el espectacular y descenso por el Valle del Infierno, junto a Santa Cruz de los Cuérragos. Ambos fueron los mejores en el Trail Largo, con podios para los zamoranos José Juan Clemente y Javier Mezquita; y para la madrileña Olivia Torrego y Raquel Medina.

Los participantes se preparan en la zona de salida, ayer. | Nicolás Rodríguez

Por lo que respecta al Trail Corto, de 20 kilómetros y 1.500 metros de desnivel acumulado, las victorias fueron para la portuguesa Rosario Sebastiao y el zamorano Alejandro Montalvo. Este último mantuvo una dura pugna hasta la parte final con el también zamorano Manuel Belver, con poco más de un minuto entre ambos en la meta. El tercer cajón fue para Miguel Vara. Por su parte, a Sebastiao le acompañaron en la meta la zamorana Cristina Folgado y la alistana Cristina Pernía.

En cuanto al Mini Trail, con distancia de 10 kilómetros y casi 700 metros de desnivel acumulado, salió de la bonita villa de Flechas, en la falda de Peña Mira. En la carrera, ideal para iniciarse en el trail, destacó la participación femenina y la de corredores portugueses, en una edición marcada por el COVID-19 y el cierre de fronteras que impidieron un intercambio mayor entre ambos países. El luso Nuno do Nascimento se adjudicó la carrera, al igual que la vallisoletana Mónika Rodríguez.

Todas las distancias, incluido la ruta de senderismo que coincidió en buena parte con el trazado del Mini Trail, terminaron en Figueruela de Arriba, localidad que fue el centro neurálgico de la carrera.

La Transfronteriza, organizada por MounTime, contó con la colaboración de la Diputación de Zamora, Caja Rural, Alimentos de Zamora y el propio Ayuntamiento de Figueruela.