De nuevo, brillante actuación del Bádminton Zamora en una competición puntuable para el ranking nacional. Respecto a los Sub-17, en individual, Víctor Andrés, desarrollando un juego con mucho ritmo y velocidad se plantó en la ronda de cuartos de final. En un partido agónico decidido por 21-16 en el tercer set, acabó cediendo ante un rival de categoría, obteniendo un qiuinto puesto.

En dobles masculino, Víctor Andrés y Eric Casas volvieron a quedarse a pocos puntos del pase a la fase final y por tanto de la lucha por las medallas. Ya en individual femenino, Natalia Colino luchó contra la cabeza de serie n2 de la competición, cayendo en 3 sets, mientras que Aitana Ares se impuso con superioridad en su primer partido, perdiendo en el segundo. La mejor noticia llegó en dobles mixtos, donde Natalia Colino y Eric Casas fueron ganando todos sus partidos demostrando un juego arrollador, alzándose con la primera plaza. En categoría Absoluta, Raúl López consiguió una quinta plaza, y Aitor Llandres, cayó en la ronda de octavos de final.

En dobles masculino, ganaron el primero de sus partidos, enfrentándose a los cabeza de serie n1. Increíble partido decidido por pequeños detalles, por un 22-20. Por último, María Muriel acudía a Palencia para participar en el circuito regional sub15, buena competición de la zamorana, ganando el primer partido de dobles pero teniendo que retirarse por la lesión de su compañera, y cayendo en los dos individuales.