Ricardo Margareto, entrenador del Zamora Rutas del Vino avisó hoy que "Handbol Bordils es un rival peligroso", mucho más de lo que dicta su actual clasificación dentro del Grupo de Descenso de la División de Honor Plata en la que la formación pistacho buscará sumar dos nuevos puntos frente a la catalana este sábado en el Ángel Nieto.

El técnico del Balonmano Zamora aseguró ayer que ve al equipo "con muchas ganas" y en buena dinámica para seguir con la racha positiva que el Zamora Rutas del Vino ha trazado desde que iniciara la segunda fase de campeonato. "El equipo está muy motivado después de la victoria contra BM Lalín. Veo al equipo con ganas, de reencontrarse con el público, y de sumar otros dos puntos que nos alejarían del descenso y nos ayudarían a afrontar los siguientes duelos de mejor manera".

Una positividad que será más que necesaria este sábado, ante un Handbol Bordils al que conoce bien el BM Zamora de sus muchos y múltiples compromisos en el pasado. Motivo quizá por el que Margareto no se fía de la actual clasificación de los de Pau Campos. "Bordils es un equipo peligroso, especialmente en defensa porque alterna diferentes sistemas y, además, tiene un ataque con jugadores experimentados como Esteve que gozan de buena conexión con el pivote, y muchos goles en las manos de sus extremos", destacó Margareto, añadiendo: "Además, vienen de ganar en casa y eso les dará un plus de motivación para tratar de acercarse más a la permanencia". Por ello, la firme intención del cuadro de Viriato es "intentar firmar un partido muy parecido al que se jugó en casa ante UE Sarriá" para "alagar esta buena dinámica" con la que Zamora Rutas del Vino ha empezado la lucha por la permanencia.