Aguerrido, valiente e ilusionado. Así definen desde su equipo a Omar Cadenas Blanco, piloto natural de La Bañeza (León) pero afincado en Zamora, que buscará un año más conquistar el Campeonato de Castilla y León de motociclismo en la categoría “Japoclasic”. Un objetivo del que ya se quedó muy cerca el pasado año y que ahora afronta con energías renovadas.

Cadenas rozó el título autonómico el pasado año pese a ser una temporada realmente atípica para él. Su montura no estuvo carente de averías a lo largo de la campaña y perdió valiosos puntos que, unidos a la difícil situación social en la que se enmarcó 2020, le acabaron relegando al segundo lugar de la tabla. Una excelente posición pero insuficiente para este piloto “ambicioso y con muchas ganas de triunfar”, según explican desde su equipo.

Ahora, tras meses de mucho trabajo, este leonés afincado en Zamora tratará de alcanzar el entorchado regional en su segundo intento. Todo un reto que arrancará este fin de semana en el burgalés circuito de Kotarr, escenario que Omar Cadenas ya conoce de su anterior campaña y en el que ya firmó una más que notable actuación.

Por ahora, parece que la dura preparación de los meses anteriores ha ido por buen camino y, en sus entrenamientos, Cadenas ha logrado mejorar los tiempos que había firmado el pasado año. “El año pasado fue su primera temporada y, en algún sentido, pagó la novatada con algunas averías y problemas”, explican desde su entorno, asegurando “este año va a por todas”. Desde su equipo indican que “ Se ha trabajado mucho en poner a punto el motor, mimando hasta el más mínimo detalle y las ganas, tanto suyas como las del grupo, no faltan. Este año vamos a por todas, para traernos el título a Zamora”.

El reto está servido y Omar Cadenas, cuyo talento destacó ya en su primera temporada, está dispuesto a quitarse la espina del pasado curso para devolver con el título la confianza a sus patrocinadores y entidades que le apoyan.