La Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Zamora se han unido para trasladar su apoyo al piragüista Carlos Garrote en estos momentos complicados que está atravesando, aunque el zamorano no se rinde. En un comunicado público, ambas Instituciones, representadas por el vicepresidente segundo y diputado de Educación, Cultura, Deportes, Turismo y Promoción del Territorio, Jesús María Prada Saavedra, y el concejal de Deportes, Manuel Alesander Alonso, manifestaron su apoyo absoluto al velocista “ante la decisión de la Federación Española de Piragüismo de dejarle fuera del K-4 que competirá en los Juegos Olímpicos que se celebrarán en Tokio en representación de la Selección Española”.

En el comunicado hecho público destacan la figura de Carlos Garrote, tanto en su calidad de deportista de élite mundial avalada por sus logros deportivos, como humana y de embajador de la provincia y de la ciudad por todo el planeta. Del mismo modo, quisieron hacerse eco del “sentir general del deporte y de la sociedad zamorana ante lo que consideran una decisión injusta al dejar fuera de la cita olímpica a uno de los piragüistas más destacados no solo del panorama nacional sino también internacional”.

La Diputación de Zamora y el Ayuntamiento de Zamora añadieron en la nota de prensa que, igual que estuvieron con Carlos Garrote apoyándole y celebrando sus medallas en Campeonatos del Mundo y de Europa, quieren estar también ahora con él en estos difíciles momentos, y apoyan el comunicado remitido por la Federación de Piragüismo de Castilla y León “ante esta selección que consideran injusta y que no se ajusta a los méritos deportivos del deportista zamorano”.

Castilla y León se desmarca de la Española

También desde la Federación de Castilla y León de Piragüismo dieron un paso al frente para apoyar a Carlos. La Territorial, que preside el zamorano Alberto Amigo, se ha posicionado junto al palista zamorano, marcando distancias con la postura de la Española.

“Ante los graves hechos acaecidos e informaciones emitidas, nos encontramos obligados a reiterar nuestra disconformidad con la comunicación remitida por la Federación Española de Piragüismo , entidad a quien se venía avisando de la necesidad de cuidar y asegurar que los criterios y pruebas de selección del equipo más preparado para defender los intereses del equipo español de piragüismo, se ajustasen a criterios de estricta valía deportiva, respetando la objetividad e imparcialidad que todo procedimiento de selección competitiva requiere y debe asegurar, y adoptando las medidas oportunas tendentes a evitar irregularidades contrarias al espíritu olímpico, solidaridad y juego limpio, así como posibles acuerdos y actuaciones predeterminantes del resultado de una prueba o competición”, señalaron.

Además, aseguran desde Castilla y León que “el proceso selectivo tampoco se ha ajustado a los referidos nuevos criterios, y el resultado de alguna de las pruebas ha llamado especialmente la atención, hasta el punto que el propio técnico responsable del K4 trasladó a los deportistas implicados su intención de anular las mismas”.

Ante esta situación, añaden, “nos encontramos obligados a reiterar nuestro total apoyo a Carlos Garrote, gran profesional y mejor persona, que por circunstancias externas a él y que excederían de lo puramente deportivo, se podría ver privado de participar en un evento de la magnitud y trascendencia que para todo deportista de élite suponen los JJ.OO. de Tokio, y lo que es más grave, que podrían poner en peligro la continuidad de la exitosa carrera de uno de los mejores palistas de Castilla y León y España de todos los tiempos, por la convulsa situación en la que ha sido colocado”.