El zamorano Pablo Moralejo continúa progresando en la especialidad de salto y ha vuelto a estar entre los mejores jinetes españoles en el prestigioso torneo internacional Sunshine Tour que se disputó el pasado fin de semana en Vejer de La Frontera (Cádiz) donde se midió con más de cien rivales de diversos paises. Su mejor actuación con su yegua Ligona se produjo el primer día de competición en la prueba de 1.30 donde consiguió un brillante tercer puesto. La vencedora fue la holandesa Skye Morssinkhof, montando a Nina, y en el segundo puesto se situó el español Juan Miguel Febrer.

El sábado se vio relegado en la clasificación al tirar un palo y el domingo, ya en el Gran Premio sobre 1.35, logró la clasificación para el desempate de un total de 63 participantes. En la final, a la que accedieron once caballos, Pablo Moralejo arriesgó buscando el podio pero Ligona cometió un rehuse que le dejó sin opciones y tuvo que conformarse con el puesto undécimo en la prueba que volvió a ganar Nina.

El zamorano está compitiendo también con el potro Kohl, de cinco años, con el que ha realizado siete salidas a pista con un total de seis ceros. También en cuatro estrellas, Moralejo montó en el Sunshine Tour a Fellow que cometió un derribo en la primera jornada de la categoría de 1.40; dos palos tiraría en la prueba del sábado y el domingo, sobre 1.45 fueron dos los derribos.

Moralejo competirá hoy en la final de la categoría de Cinco Años, y repetirá el programa de la semana anterior este fin de semana en el Sunshine Tour que ha congregado en Cádiz a 400 jinetes llegados de 40 paises para participar en el circuito de hípica más importante de Europa se desarrolla en la Dehesa de Montemedia.

La XXVII edición del Sunshine Tour constará, en sus siete semanas de competición internacional, de 38 pruebas que se celebrarán en la mayor instalación hípica de Europa y repartirán más de dos millones de euros en premios en metálico, lo que lo convierte en un referente internacional en la modalidad de saltos de obstáculos.