Derrota dura del Atlético Benavente que no pudo sacar nada positivo de su visita al Primero de Mayo. El encuentro estuvo marcado por la polémica, hasta cuatro expulsiones hubo en el duelo, tres de ellas por parte del cuadro de Talavera de la Reina. Los locales llegaron a ponerse 3-0 en el electrónico, pero la fe y la garra de los de Chema Sánchez metió de nuevo a los benaventanos en el encuentro con un 3-2 esperanzador. Finalmente, Blecua sentenció la contienda en el minuto 36.

El partido comenzó con un ritmo fulgurante. Antes del primer minuto de juego, ambos conjuntos gozaron de una ocasión clara para adelantarse en el electrónico. El conjunto de Rubén Barrios mostró mucha intensidad desde el inicio, ante un cuadro benaventano que no se quedó atrás y supo reaccionar ante la presión adelantada asfixiante de los locales.

El primer tanto del encuentro llegó en el 4´ con una gran jugada por banda de Buitre que culminó con un disparo a la madera. El rechace lo recogió Sergio para anotar a placer y adelantar así a los de la Ciudad de la Cerámica.

El tanto no sentó bien al Atlético Benavente que vio como tan solo un minuto después llegaría el segundo gol de los locales. Saque de esquina que acaba en los pies de un Juanma, quien disparo con potencia para batir a Marcos.

Los blanquiazules reaccionaron bien tras este segundo mazazo y probaron fortuna con un buen chut de Sergio Hernández que sacó el portero talaverano.

Los diez minutos finales del primer tiempo estuvieron marcados por las faltas, la polémica y las cartulinas amarillas en un duelo que se volvió muy espeso. Esto es lo que provocó el Talavera que logró así imposibilitar las opciones de reacción del cuadro de Chema Sánchez.

Con otra imagen

El Atlético Benavente salió con otra imagen tras el descanso. Dani Martín pudo inaugurar la cuenta benaventana con un disparo ajustado que sacó de nuevo un estelar Rafa bajo los palos. Cuando todo apuntaba al tanto visitante llegó el tercero de los locales. Contragolpe veloz que culmina de nuevo Juanma con un disparo ajustado.

El guion del partido fue claro tras el tercer tanto. El Benavente llevaba la iniciativa del juego y asediaba la portería de un Talavera que se cerró atrás para salir con peligro a la contra. Todo ello estuvo acompañado de mucha polémica arbitral. En el 26 el arquero rafa fue expulsado por una segunda cartulina amarilla clara. La superioridad numérica la aprovechó Malaguti con un remate ajustado que puso el 3-1 en el marcador. Tan solo un minuto después, Charlie ponía emoción al duelo con un semiremate de tacón que acabó en el fondo de la red. Muchos minutos en juego y el electrónico reflejaba un esperanzador 3-2. Malaguti dispuso de una ocasión clara para igualar el choque, pero Iker López salvó con una gran parada.

Con el Benavente lanzado apareció en el 36´ Blecua para matar las esperanzas zamoranas y poner el empate muy cuesta arriba. Dilín vio la segunda cartulina amarilla en el banquillo en una acción muy polémica. En el 38 Sergio Simón devolvió la emoción al choque con un buen disparo. El Talavera vio como expulsaban también a su segundo portero y tuvo que finalizar el partido con Buitre bajo palos, con cuatros en pista. No obstante, apenas se pudo jugar y finalmente la victoria fue para los locales.