El Zamora CF ha caído eliminado de la Copa del Rey, pero lo ha hecho dando una gran imagen ante el Villarreal que superó a los rojiblancos (1-4). A pesar de las diferencias de categoría, hubo momentos brillantes de los locales que pueden estar orgullosos del trabajo realizado, aunque sí es cierto que la diferencia de categoría, lógicamente, se notó.

Llegó el día, el primer partido de 2021 y el rival, un equipo de los denominados “top” y actualmente cuarto de LaLiga Santander. Para este encuentro de Copa ante el Villarreal, David Movilla sorprendió con su equipo inicial o, al menos, no puso a su once más habitual. Al igual que sucedió ante la SD Logroñés el entrenador situó bajo palos a Mapisa (al igual que ante la SD Logroñés), y diseñó una defensa con tres centrales que fueron Piña, Crespo y Rocha, con Parra y Coque en los laterales. Línea de tres con Carlos Ramos, Perero y Abel Conejo, para dejar a la pareja Escudero-Adri Herrera como referente en ataque. Con este equipo inicial Movilla contaba con mucha pólvora en la recámara (Sergio García, Dani Hernández o Valentín) de los que poder tirar en caso de necesidad, y también hombres de contención como Juanan o Vallejo. Enfrente, Emery apostó por el debut de su último fichaje, Capoue, y un equipo similar al utilizado en la Liga Europa con Rulli en portería; Funes, Foyth, Chukwueze, Estupiñan, Costa, Sofian, Yeremy, Baena, el ya mencionado Capoue y Bacca.

Imágenes del Zamora - Villarreal de Copa del Rey. José Luis Fernández

Dos mil aficionados soportaron las bajas temperaturas para disfrutar del encuentro

Con muy bajas temperaturas y el área del fondo sur totalmente helada arrancó un encuentro que ya era historia para el Zamora CF pero que los rojiblancos querían luchar hasta el final y explotar todas sus opciones. Así lo demostró desde el instante inicial con un primer disparo de Escudero, fácil para Rulli, pero que dejaba claras las intenciones. A partir de ahí el “submarino amarillo” quiso jugar, tocar y triangular para sumar metros en un Ruta de la Plata que recibió a dos mil aficionados, un número superior al permitido en los pasados partidos.

Afición en el partido del Zamora - Villarreal. José Luis Fernández

 El inicio no estaba defraudando, y se estaba viendo un fútbol intenso sobre el césped aunque el Villarreal dejaba ver estelas de calidad y empezaba a rondar de forma peligrosa la portería local. Eran los visitantes los que llevaban la batuta y se cumplía el guion previsto, mientras que el Zamora esperaba su oportunidad para sorprender, como trató de hacer Escudero con un disparo que se fue alto tras un error defensivo de los visitantes. La respuesta fue una nueva llegada de los de Emery que Costa tras un buen despeje de Mapisa, y es que el Zamora se estaba defendiendo con todas sus armas. El portero rojiblanco estaba siendo el salvador de los suyos al blocar una nueva acción de peligro cuando se llegaba al ecuador de una primera parte de absoluto desgaste. El trabajo defensivo estaba siendo más que brillante ante un Villarreal que lo intentaba una y otra vez hasta que finalmente Bacca cumplió con su papel y tras sortear a Mapisa anotaba con un disparo cruzado cuando se cumplía el minuto 31 de encuentro. Con el Zamora aún reajustándose Baena tuvo el 0-2 pero ahí emergió la figura de Mapisa para mantener viva la eliminatoria, y no fue la última.

Mapisa en uno de los paradores al Villarreal durante la Copa del Rey. José Luis Fernández

Golazo de Carlos Ramos en el descuento del primer tiempo para dar esperanza a la afición

El meta estaba viviendo su tarde gloria evitando la sentencia de los de Emery, que ya contabilizaban una decena de ocasiones, aunque ante tantas llegadas Yeremy sí logró su propósito con un disparo raso y pegado a primer poste, imposible para el cancerbero. El 0-2 dejaba la situación más que complicada pero no estaba todo dicho y el Zamora CF quiso demostrarlo. Tras un despeje de Rulli a un córner a favor, el balón llegó a Carlos Ramos que golpeó y con un magnífico disparo superó al meta visitante dando esperanza a toda la hinchada zamorana con un verdadero golazo, demostrando que la fe es lo último que se pierde.

Carlos Ramos durante el Zamora - Villarreal. José Luis Fernández

La segunda parte se inició con el primer cambio en las filas locales y Dani Hernández entró en el campo en sustitución de Rocha. Con la misma intensidad se reanudó el juego y con el Villarreal tratando sentenciar por la vía rápida. El Zamora se revolvió y aunque pasar de los tres cuartos de campo era complicado, lo intentaban de lejos como hizo Dani Hernández con un disparo que se fue por línea de fondo. Los rojiblancos querían dar un paso al frente y el capitán volvía a probar suerte pero cuando el Villarreal pisaba el acelerador, todo parecía (casi) imposible. Cumplida la hora de juego, Emery apostó por un triple cambio para cortar el mejor momento de los rojiblancos que cada vez creían más en sus opciones como demostró una nueva jugada de ataque que culminó Coque rozando el empate. Con su dibujo habitual de 4-4-2 el Zamora mostró un juego más fluido y descarado ante su rival, y es que, ahora sí, estaban hablando de tú a tú al Villarreal. Sin embargo los castellonenses tuvieron la fortuna de cara cuando el recién salido Fer Niño ponía el 1-3 en el 73, a la salida de un córner, poniendo la situación todavía más complicada, prácticamente imposible.

Era la recta final y había que dar el todo por el todo. Apurar opciones en una eliminatoria en la que el Zamora estaba teniendo un papel más que digno a pesar del 1-4 que se reflejó en el marcador tras un cuarto tanto de Dani Raba que puso la guinda final.

Puedes disfrutar de las mejores imágenes del partido en nuestra galería:

16

GALERÍA | El Zamora - Villarreal de Copa del Rey, en imágenes José Luis Fernández

Así te hemos contado en directo minuto a minuto el partido entre el Zamora CF y el Villarreal en el Ruta de la Plata.