La base del Quesos El Pastor Marina Lizarazu reconoció al finalizar el partido de Cáceres que “este era un partido muy importante para nosotras, pero en el primer cuarto no estuvimos acertadas en ataque y eso nos ha perjudicado en el resto del partido”.

“Está siendo duro y esta victoria de Cáceres nos deja muy tocadas -añadió la jugadora madrileña en declaraciones a Teledeporte-. Intentamos trabajar lo mejor que podemos y venir con las mismas ganas pero se hace cuesta arriba después de esta derrrota”.

Lizarazu reconoce que el Quesos El Pastor todavía está “ incorporando gente nueva, y estamos adaptando el equipo otra vez pero nos falta dar un plus más de intensidad al principio de los partidos para no tener que ir a remolque todo el rato”.

Y mientras el Quesos El Pastor parece borrarse de la lucha por la supervivencia, sus rivales meten la directa en este comienzo de la segunda vuelta. El colíder Pajariel Bembibre dio la campanada ayer en su cancha al derrotar de forma merecida y tras dominar durante todo el encuentro en el marcador a un Gernika que aspira a todo esta temporada.

El equipo berciano estuvo mucho más acertado en el tiro que su rival repartiendo muy bien los esfuerzos entre todas sus jugadoras. Con esta victoria, Bembibre se distancia del Quesos El Pastor en una victoria y se acerca a Gran Canaria que se convierte ahora en el “tercero en discordia” en la lucha por la permanencia. El equipo insular poco pudo hacer ante un Valencia que no da muestras de flaqueza y se mantiene intratable tras endosarle un 81-48. Tampoco fallaron Avenida y Girona que se mantienen también en los primeros puestos.

El Quesos El Pastor jugará su próximo partido el próximo domingo recibiendo en el Angel Nieto a un Araski que se está mostrando muy irregular esta temporada.