El irlandés Sam Bennett (Deceuninck Quick Step) se adjudicó el primer esprint de la 75 edición de la Vuelta a España, al final de la cuarta etapa disputada entre Garray Numancia y Ejea de los Caballeros, de 194,7 kilómetros, que mantuvo al esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma) como líder. Bennnett, de 30 años, maillot verde en el Tour de Francia, se apuntó el esprint en el último golpe de riñón ante el belga Jasper Philipsen (UAE) y el italiano Jakub Mareczko (CCC), con un tiempo de 3h.53.29 y una media de 49.9 kms/hora. Los favoritos entraron en meta sin complicaciones, con Roglic vestido de rojo al frente de la general, en la que aventaja en 5 segundos al irlandés Dan Martin (UAE) y en 13 al ecuatoriano Richard Carapaz.