El Rutas del Vino podrá por fin inaugurar la temporada en División de Honor Plata tras la suspensión del primer encuentro que tenía que haber jugado hace una semana frente al Amenábar que registró varios positivos por coronavirus. Esta tarde, el equipo pistacho visitará al Torrelavega que inició la Liga con una derrota por la mínima (27-26) en Antequera. Alcobendas ocupa el liderato de este Grupo B gracias a su victoria por 25-19 contra Trapagarán.

El resto de los encuentros de esta primera jornada fueron bastante equilibrados, lo que augura una primera parte de la temporada muy igualada. Alcobendas recibirá hoy a Antequera, y Amenábar debutará recibiendo al Madrid Boadilla. Alarcos-Cajasur y Málaga-Trapagarán completarán esta segunda jornada.

El Rutas del Vino ha trabajado bien durante toda la semana -según ha reconocido su entrenador, Ricardo Margareto-, continúa con cinco bajas pero intentando recuperar efectivos: “Vamos creciendo progresivamente en intensidad en los entrenamientos para llegar en el mejor estado posible a Torrelavega y la gente está con mucha ilusión de empezar ya. La semana pasada tuvimos un problema con los positivos del Zaáuz y, claro, no es lo mismo comenzar en casa que fuera”. Margareto reconoce que Torrelavega “es un rival muy fuerte que aspira a ascender a Asobal y viene de un partido contra Antequera en el que perdieron de un solo gol en el último segundo y eso demuestra que es muy peligroso. Además la cancha es una de las más difíciles de la categoría y nos lo pondrán muy complicado. Estamos trabajando para intentar parar sus individualidades e intentar imponer nuestros puntos fuertes. Aún haciendo las cosas muy bien, será un partido muy complicado”, añadió Margareto.

Por su parte Guiller, jugador del Rutas del Vino, reconoció ayer que “veo al equipo con muchas ganas de empezar ya, tanto a los nuevos fichajes como a los jóvenes que están con nosotros porque hay mucha bajas y tienen que mejorar y aprender. Estamos con muchas ganas de hacerlo bien y de sumar puntos donde sea e intentar rascar todo lo que se pueda”.

El jugador zamorano reconoce que no será un desplazamiento largo, con lo que no debería influir el cansancio del viaje pero “veo que Torrelavega es un equipo muy fuerte, que tiene aspiraciones al ascenso, muy trabajado, con muchos años de experiencia, con jugadores veteranos y gente joven pero con rodaje en la categoría. Pero podemos competir contra ellos, los hemos estudiado mucho y les podemos coger por sorpresa”, añadió el jugador del Rutas del Vino.