José Antonio Prada se presentará esta tarde a la reelección en las elecciones a la Delegación Zamorana de Caza en las que pretende prolongar durante cuatro años más su larga labor como representante de la Federación, y lo hace “porque no he encontrado a nadie que pueda sustituirme con garantías”. “Querría que hubiera entrado una personas que considero de garantías pero no ha sido posible, con lo que a ver si en estos cuatro años, si salgo reelegido, consigo a alguien que pueda llevar ésto a buen puerto porque todo el mundo no vale para ésto. En 2009, cuando dimití, estuve un año fuera, y en ese año, se perdieron más de 800 federados, lo que indica lo importante que es la persona que esté en este puesto”.

A su juicio, un delegado provincial tiene que dominar todos los temas de gestión cinegética de los cotos así como en las leyes que establecen lo que se permite y no se permite en la práctica de la caza: “Tenemos que hacer de intermediarios en las gestiones con la Administración que es algo que agradecen mucho los clubes”.

Tendrá como rival a David Pascual, un candidato que denuncia que la Delegación puede hacer mucho más de lo que hace: “Creo que hacemos muchas cosas -asegura Prada, un cazador con un amplio curriculo competitivo y de gestión en las casi dos décadas como delegado- , y no sólo no se muere la caza en Zamora sino que gozamos de buena salud como lo demuestra que superemos en federados a provincias que tienen más del doble de cazadores que Zamora. Y eso es así porque se trabaja día a día ayudando a los clubes a gestionar sus cotos, a lo que dedico el 90 por ciento de mi tiempo. También organizamos competiciones, cinco en total a lo largo del año, y somos la segunda provincia que más pruebas realiza y este año, si el coronavirus no lo impide, haremos alguna más. La inscripción para los junior de Zamora será gratis en todas las pruebas que organicemos con el fin de facilitar el cambio generacional. El otro candidato ha dicho que nos hemos llevado una competición de Toro a Valladolid y es mentira puesto que se suspendieron todas a nivel nacional”.

Prada añade en declaraciones a La Opinión-El Correo de Zamora que resulta inviable para la Delegación organizar actividades de difusión por los pueblos “porque es inviable económicamente”. A juicio del candidato saucano los cazadores deben federarse porque “la tarjeta federativa cubre los daños propios, ya que en la práctica de la caza, la Seguridad Social no cubre los gastos. Las oficinas de la Delegación están abiertas para gestionar cualquier asunto porque ya están abiertas tres horas en tres días a la semana. Hemos pasado de cuatro horas a nueve y si seguimos creciendo, habrá que abrir otro día más”.

Un frente que tiene abierto el mundo de la caza es el que le enfrenta a algunos ecologistas: “Participamos en debates y estudios para demostrarle al animalismo radical que estamos aquí para gestionar adecuadamente los ecosistemas y que somos imprescindibles. Yo he participado en algunos debates en los que creo que hemos quedado a un buen nivel. Cuantos más seamos en la Delegación más fuerza tendremos para defender esta actividad”.

José Antonio Prada anima a los cotos a que se federen porque obtendrá beneficios, como “el descuento del cincuenta por ciento en las tasas que se pagan a Medio Ambiente, más luego disponen de nuestro asesoramiento, tanto jurídico, que lo ha habido siempre, como para reclamar a la Administración lo que sea necesario”.

El delegado provincial en funciones niega que haya tenido ventajas por el cargo que ocupa porque “la Federación le ha facilitado al otro candidato la misma documentación que a mi: el listado de clubes y el número de teléfono de los presidentes, que es lo que yo tengo, porque los votantes los deciden luego los clubes y yo no tengo esos teléfonos. David Pascual ha tenido las mismas armas que yo”.

El otro candidato recrimina a Prada que propusiera el voto por correo para que acuda el menor número de votantes a la votación en la que él piensa exponer su programa a los cazadores: “Las elecciones del 13 de marzo se suspendieron y luego yo propuse que se potenciase el voto por correo para intentar, como es lógico, disminuir el riesgo de un acto en al que se podrían concentrar un centenar de personas para la votación. Actualmente han votado ya más de la mitad por correo. A mi me hubiera gustado poder celebrar un acto en el que interviniéramos los dos candidatos porque creo que tengo bastantes tablas y seguramente más que él”.

Otro de sus grandes objetivos para estos cuatro años es el de “intentar abrir más horas las oficinas para atender mejor a los federados: “Tenemos una situación económica saludable. Yo entré en la Delegación con 800 euros y al poco, hubo que devolver una subvención a la Diputación de 4.500 euros, nada más empezar. Pedimos un préstamo, se pagó y ahora estamos entre 15 y 20.000 euros de superávit cada año. Queremos seguir gestionando, organizando pruebas y atender a los federados porque el 90 por ciento no participa en competiciones”.

Prada ha estado en el equipo negociador de la nueva Ley de Caza aportando su experiencia consiguiendo algunas mejoras como el descuento del 25% en la licencia de caza que ahora es solo del 10%.