Plantilla del Atlético Benavente - Desguaces Casquero. | D. S.

Día de muchas novedades en la parroquia blanquiazul del Desguaces Casquero Atlético Benavente F.S. Si el martes desde las redes sociales del propio club lanzaban un spot indicando que estaban de vuelta, ayer llegó con noticias importantes para el devenir del equipo esta temporada 2020/2021 que comenzará el próximo 18 de octubre.

Una de las mayores incógnitas que se presentaba para este año era la composición de la plantilla. Si bien es sabido que la plantilla del conjunto benaventano era una de las más fuertes de la Segunda División B, el salto de categoría requería a priori refuerzos para competir con ciertas garantías. Por el momento, y con la baja ya anunciada de Alex, el Desguaces Casquero ha renovado a los doce jugadores restantes para esta nueva temporada. De esta manera, el equipo seguirá formado por Tomy, Marcos Vara y Dani Simón en portería. Dilín, Fran y Sergio Simón en la zona de creación, Malaguti, Yayo, David Novoa y Dani Martín en las alas y Charlie y Sergio Hernández en la zona de finalización.

Doce jugadores que contarán con el factor de conocerse a la perfección después de una temporada casi perfecta que se culminaba con un ascenso a la categoría de plata. A la espera de si se anuncian nuevas incorporaciones, la composición del cuerpo técnico y demás variantes, los benaventanos han comenzado a realizar sesiones físicas de forma individualizada pendientes de conocer la fecha definitiva para reincorporarse a los entrenamientos en la Rosaleda. Una tarea que parece complicada hasta que cada jugador no se realice un test que confirme su negativa en COVID-19. Fuentes del club benaventano aseguran que dicho test puede realizarse a finales de esta semana.

Pero si importante era conocer la composición de la plantilla que defenderá los colores blanco y azul, también lo es contra quien van a tener que enfrentarse. Y es que este martes, la Comisión Gestora de Fútbol Sala perteneciente a la Real Federación Española de Fútbol aprobaba las bases de competición. El resultado ha sido la propuesta que varios clubes habían hacho a la Federación presidida por Luis Rubiales, la de dividir los 17 equipos en dos grupos por proximidad geográfica.

El primero de ellos, denominado Subgrupo A, queda compuesto por 9 equipos: F.C. Barcelona B, Full Energía Zaragoza, C.D. El Ejido Futsal, Software Delsol Mengíbar F.S., Manzanares Quesos El Hidalgo, El Pozo Ciudad de Murcia B, Elche C.F., C.F.S. Bisontes Castellón y Family Cash Alzira F.S. En el Subgrupo B es donde ha quedado encuadrado el Desguaces Casquero junto a estos siete equipos: Unión África Ceutí, Noia Portus Apostoli, Santiago Futsal, Soliss F.S. Talavera, C.D.B. Rivas Futsal, Ciudad de Móstoles y C.D. Leganés.

Según lo aprobado por la RFEF, los puntos obtenidos en la primera fase se arrastrarán para la siguiente. En la segunda fase se formarán dos nuevos subgrupos C y D. El subgrupo C acogerá a los cuatro primeros de cada subgrupo A y B, mientras que el subgrupo D contará con dos nuevas divisiones: “D par” y “D impar”. El grupo “D impar” contará con los cinco últimos equipos del subgrupo A y el grupo “D par” contará con los cuatro últimos equipos del subgrupo B. Los 8 equipos clasificados para el grupo C disputarán una nueva fase enfrentándose a ida y vuelta donde al término de la misma los cuatro primeros disputarán el play-off de ascenso a Primera División. Los equipos encuadrados en el grupo “D par” se enfrentarán a los del grupo “D impar”, también en formato ida y vuelta, manteniendo la puntuación de la primera fase. Al término de estos enfrentamientos, los cuatro equipos con menos puntuación descenderán a Segunda B.