Fer busca frenar a su excompañero Dalmau. | Emilio Fraile

Cuatro partidos, cero victorias. Ese es el balance actual del Zamora Rutas del Vino en pretemporada y, aunque a estas alturas de campaña no importen mucho los resultados, empieza a pesar que la mejoría en el juego pistacho no venga acompañada de un marcador que afiance la progresión. Y es que, el equipo de Margareto cada día está más entonado, nunca está por debajo del nivel de su rival, pero el luminoso no le es favorable. Ayer, 31-31, y pudo ser peor ya que los “Guerreros de Viriato” igualaron la contienda fuera de tiempo.

Un siete metros anotado por Nacho López con el crono parado hizo justicia a lo visto sobre la pista del Ángel Nieto, donde el Zamora Rutas del Vino fue de más a menos, notándose que acumula bastante carga de trabajo en las piernas.

Fresco, en los compases iniciales, el Zamora Rutas del Vino fue mejor que su rival. Dominó con un juego vivo en ataque y gran intensidad defensiva, amparándose también en las buenas intervenciones de Guarido. Así, no fue de extrañar que con un parcial de 5-1 con goles de Cubillas, Nacho y David, el técnico del UBU San Pablo tuviera que parar el partido (8-3, m. 7).

La reacción visitante no se hizo esperar, teniendo dos nombres propios. Dalmau, expistacho, que fue el primero en tirar del carro e igualar la contienda; y Samu García, que fue un incordio dirigiendo a los burgaleses y fue el máximo anotador del duelo con once tantos. Entre ambos hicieron desaparecer la renta del Zamora Rutas del Vino, que perdió gas con las rotaciones y acabó yéndose al descanso con un gol en contra (15-16).

Los pistacho iniciaron con brío la segunda parte. De nuevo, con oxígeno en las piernas, tomaron el mando del choque en el comienzo del segundo acto, esta vez con Guille como protagonista (19-16, m. 36). Sin embargo, nuevamente, UBU San Pablo fue poco a poco recortando terreno.

La contienda se igualó y, como sucediera en San Amaro, UBU San Pablo pasó a llevar la delantera en el tanteo, gozando incluso de hasta tres goles de ventaja a un cuarto de hora para el final (23-26). Zamora Rutas del Vino intentaba jugar con fluidez y defender con ahínco pero su esfuerzo ofreció resultados demasiado inconstantes. Los de Margareto fueron capaces de trenzar jugadas notables en ataque y robar balones, pero también de atascarse ante la línea rival y permitir tiros fáciles para los visitantes.

Al final, UBU San Pablo no rompió el duelo y la irrupción de Horcajada y los arrestos de Samudio y Guille permitieron un final incierto que, en la última jugada, llevó al 31-31 final. Un marcador justo pero que sigue sin ser lo esperado para un bloque pistacho al que se le resiste el triunfo.