El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) se hizo ayer con la pole para la carrera del Gran Premio de Italia, octava cita del Mundial de Fórmula 1, mientras que el español Carlos Sainz (McLaren) repitió su mejor posición en calificación y partirá hoy tercero en Monza, donde se espera que el dominio de las “flechas plateadas” continúe.

El excelente trabajo durante toda la sesión del madrileño, que nunca bajó del cuarto puesto al final de cada tanda, fue recompensado con un lugar en la segunda línea de parrilla, solo por detrás de los dos Mercedes. Así, partirá por segunda vez desde el tercer lugar, tras hacerlo también en el Gran Premio de Estiria.

En la casa de Ferrari, el monegasco Charles Leclerc, que el año logró pole y victoria para la “Scuderia” en el trazado transalpino, marcó el primer tiempo de referencia, aunque fue anulado por exceder los límites de la pista. Al frente se puso momentáneamente también Vettel, un espejismo de lo que arrojaría la clasificación.

Hamilton, séxtuple campeón del mundo, acabaría batiendo el récord del circuito (1:18.887), con Bottas muy cerca de él, a tan solo 69 milésimas de distancia, en una Q3 a la que ni siquiera llegaron a acceder los Ferrari. Vettel quedó fuera en la Q1 y Leclerc en la siguiente tanda. Una jornada para el olvido en la “Scuderia”, incapaz de seguir el ritmo de otras formaciones como Red Bull, a la que Verstappen llevó a la tercera línea de parrilla por detrás de Carlos Sainz y del mexicano Checo Pérez, cuarto.