El técnico Nacho Merino, durante un partido. | J. L. F.

El coronavirus frenó toda actividad futbolística provocando la finalización repentina de la campaña actual en todas las competiciones no profesionales y, por consiguiente una ralentización de la temporada siguiente. Por ello, las chicas del Amigos del Duero y Nacho Merino esperan con ganas el inicio de la nueva temporada, planificando una pretemporada atípica con tres intensas semanas de cinco entrenamientos para recuperar sensaciones de cara a la que se antoja una campaña muy complicada. Además se intentará planificar algún amistoso.

Durante esta temporada el equipo contaba con 18 jugadoras para afrontar las 26 jornadas que deparaba el campeonato. Según Nacho Merino todas las jugadoras seguirán en el equipo menos Mónica Novo por motivos académicos, por lo que subirán alguna jugadora del filial para reforzar la plantilla. En cuanto a fichajes, Nacho no espera ninguna incorporación todavía, pero ha dejado claro que el equipo va a ser muy parecido al que lograra el ascenso a Primera Nacional hace tres meses. Una liga, esta a la que regresa el club zamorano, que es complicada y que se hace larga, pero sobre todo exigente, haciendo exprimir al máximo a las zamoranas, y esa idea la tiene asimilada Nacho Merino, quien deja claro que el objetivo del Amigos del Duero es mantener la categoría en la que el club militó ya varios años.

Orgullo de cantera

El fútbol femenino ha crecido mucho y el presidente del Amigos del Duero, Benedicto Mezquita está muy contento de seguir siendo el presidente del club zamorano ya que cada vez más niñas quieren jugar al fútbol y la cantera está dando sus frutos sacando jugadoras con mucha calidad.

“El principal objetivo del club es trabajar la cantera y competir dignamente”, aclaraba Benedicto, y es que el club cuenta con una cantera muy amplia, demostrando que la principal sangre del club viene desde lo más bajo para llegar a lo más alto. Otro de los objetivos, ya cumplido del club, era subir a Nacional, por el que las jugadoras recibirán una camiseta conmemorativa próximamente.

Como ya es costumbre, Caja Rural será el principal patrocinador del club, ayudando incluso a pagar fichas en caso de que haya niñas que no puedan pagar las cuotas del club. También aportarán su grano de arena Junta y el Ayuntamiento.