De forma telemática, dada la situación, pero sin sorpresas. Así transcurrió la asamblea anual de socios del Balonmano Zamora en la que los socios asistentes respaldaron las cuentas del club zamorano que cuentan con un superávit de 20.505, 03 euros. A esta cifra se llega por los números positivos que ha dejado la temporada 19-20 (14.334,89 euros) y que se suma al remanente con el que contaban de campañas anteriores (6.171,04 euros). Desde el club, sí explicaron que en esta cifra se incluye un importe que aún no han ingresado pero que tienen asegurado tras una Liga en la que, al acabar antes, ha visto reducida sus gastos. Además, se explicó que, en el momento del parón, iniciaron un ERTE en la entidad del 100%, y, aunque el 70 por ciento de los salarios los pagó el Estado, sí completaron los sueldos desde la entidad.

Tras esta aprobación y acto seguido llegó el momento del presupuesto. Tal y como avanzó el vicepresidente, Arcel Andrés, la idea era ajustar los números y así lo hicieron, teniendo en cuenta la incertidumbre que existe sobre el futuro inmediato, sobre todo en cuanto a las ligas autonómicas se refiere.

Así, contabilizando todos los gastos de material, desplazamientos, sueldos, seguridad social, pisos…, y las previsiones de ingreso, se presentó un documento económico con previsión de 260.000 euros, que será el presupuesto del Balonmano Zamora para este nuevo curso deportivo que ahora se pone en marcha.

Durante la sesión, y además del informe del presidente que habló de una temporada atípica, incompleta y especial, también se presentó la campaña de socios, que dada la situación actual también presentará cambios.

Así, el carné de adulto para antiguos socios será de 30 euros y menores que renuevan, 10, mientras que los carnés para nuevos socios tendrán un coste de 45 y 20 euros, respectivamente. El precio del carné de socio protector se estipula en 60 euros, mientras que la entrada para socios será de 2 y 1 euros, y para los no socios de 10 y 4 euros para adultos y menores.

También habrá cambios en las cuotas de cantera. El precio será de 150 euros, pero se decidió que se abonara en dos plazos; el primero entre agosto y septiembre de 80 euros que sería para toda la ropa, y, si todo avanza con normalidad, en enero se pagarían los 70 euros restantes.

Durante la sesión se conoció la nueva camiseta, con algunos cambios en la primera equipación pero fundamentalmente pistacho, mientras que la segunda será negra y fucsia.

Los presentes también hablaron de los cambios que deberán asumir con la nueva realidad por el coronavirus. Habrá un aforo reducido en el Ángel Nieto, aunque aún no tienen confirmado en qué medida y se deberán cumplir estrictos protocolos de seguridad.

Por último, anunciaron que en breve se celebrará, en principio a finales de agosto, una nueva asamblea extraordinaria para iniciar el proceso electoral.