04 de abril de 2020
04.04.2020
La Opinión de Zamora
Balonmano

Los clubes se enfrentan a la Federación de Balonmano

La RFEBM pretende que este año haya ascensos y descensos

04.04.2020 | 03:27
Francisco Blázquez, presidente de la Federación Española, en una visita al Angel Nieto de Zamora.

Pese a que la mayoría de los clubes de las ligas nacionales de balonmano ven poco viable que se reanude la competición y se termine en un plazo razonable, la Real Federación Española de Balonmano sorprendió el jueves con una primera resolución. Una decisión que ha traído gran polémica: fijar la fecha límite final de la Liga Guerreras Iberdrola para el próximo 30 de junio a la espera de la duración del estado de alarma.

La mayor de las discrepancias, según han pasado las horas, radica en la afirmación expuesta por la RFEBM en su comunicado al señalar que "tras una reunión con todos los clubes pertenecientes a la Liga Guerreras Iberdrola" , "todos los participantes han reconocido que lo ideal es poder terminar la competición, siempre y cuando haya garantías plenas sobre la salud" de los participantes, habiendo llegado a la decisión para su conclusión "tras tres horas de diálogo fluido" y ratificando que "habrá ascensos y descensos".

El primero en destacarse de la medida adoptada, la única ya que en la RFEBM se siguen manejando "varios escenarios" en función de la imprevisible duración de la pandemia, fue el BM Alcobendas, que informó de su disconformidad a través de las redes sociales. Club al que se han unido más entidades en las últimas horas.

La resolución adoptada por la Comisión Delegada carece de fechas y, dada la cantidad de jornadas perdidas, parece cada día más inviable. Además, muchos clubes no están en situación de afrontar un reinicio de la competición pese a que se fije su fecha final. De hecho, en muchas otras categorías como la División de Honor Plata en la que milita el Zamora Rutas del Vino, hay varias escuadras que no están dispuestas a jugar un solo partido más esta temporada. Un numeroso grupo integrado, entre otros, por aquellos que se opone a los "ascensos y descensos" anunciados y que se opone directamente a aquellos conjuntos que pretenden disfrutar de los privilegios deportivos que otorga su actual clasificación.

El Concello de Cangas llevará a la Real Federación Española de Balonmano ante la justicia ordinaria si esta mantiene esta intención de que haya descensos independientemente de si se reanudan los campeonatos o no, una medida que llevaría al Frigoríficos del Morrazo a la División de Honor Plata a pesar de quedar todavía once jornadas por disputarse. El concejal de Deportes de Cangas, Eugenio González, se ha mostrado firme al manifestar que si se llegase a consumar el descenso administrativo del Balonmano Cangas los servicios jurídicos municipales plantearían "una querella contra el presidente de la Federación Española de Balonmano por prevaricación. No le vamos a consentir que se ría del pueblo de Cangas". González amenaza con acudir hasta la Audiencia Nacional y solicitar medidas cautelares para que se paralice la disputa de la próxima temporada mientras no se resuelva el conflicto judicialmente. El concejal de Deportes cangués afirma que las manifestaciones de Blázquez "demuestran que lo que quiere es bajar al Cangas como sea, dejando entrever que es una venganza por las pasadas elecciones de Asobal", y en las que el voto del Cangas no fue para Jaume Conejero, el candidato respaldado desde la Rfebm.

Añade que tampoco tendrían validez los ascensos desde Plata, donde solo subiría un equipo de forma directa (con la clasificación actual sería el Cisne) y otro lo haría a través de una promoción "y no sería el segundo clasificado, que es el Villa de Aranda".

La postura de rechazo del Frigoríficos del Morrazo a que haya descensos si la competición se diese por finalizada ha encontrado el respaldo unánime por parte de los equipos de la Liga Asobal. En una videoconferencia realizada entre los integrantes del campeonato, todos coincidieron en apuntar que si no es posible reanudar el torneo no debería haber descensos.

El grueso de los clubes apuestan por intentar finalizar el torneo, si bien siempre y cuando haya fechas disponibles para que esto sea posible, algo que a medida que avanzan los días se hace más complicado. Extender la competición al mes de junio sería conflictivo para algunos equipos, tanto por cuestiones económicas como por el hecho de que ya hay jugadores que se han comprometido de cara a la próxima temporada.

"Nosotros no nos oponemos a que se acabe la Liga, si hubiese fechas, pero el problema es que no las hay", afirma el director deportivo del Cangas, Óscar Fernández. Mientras las posturas en los diferentes campeonatos europeos son bastante similares. Noruega, Suiza y la Primera y Segunda División alemanas han acabado sin ascensos ni descensos; Francia amplía su Liga a 18 equipos y en Suecia hay un ascenso porque la Segunda ya acabó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.