01 de marzo de 2020
01.03.2020
Baloncesto | LEB Plata

Un lleno sin victoria

El Innova Chef, con el Ángel Nieto a rebosar, cayó sin acierto ante un FC Barcelona B superior que sentenció en el tercer parcial

01.03.2020 | 04:17
Un momento del partido.

El Innova Chef abrió su camino en la segunda parte de la temporada con un partidazo ante el FC Barcelona B. Una contienda en la que sucumbió por 64-82 ante un filial blaugrana impulsado por Costa, director y anotador, que hizo pagar caro cada uno de sus fallos al bloque zamorano desde el primer minuto hasta el desenlace en un Ángel Nieto con las gradas completas.

Con ambos equipos muy centrados en tareas defensivas, hubo que esperar hasta un minuto y medio para ver la primera canasta. Un triple de Libroia que tuvo rápida contestación en otro tiro exterior del visitante Badio.

La intensidad fue notable en el primer cuarto, con el FC Barcelona logrando llevar la delantera gracias a su mayor acierto y a una defensa en toda la pista que exigía mucho al Innova Chef. Argumentos que no amedrentaron al bloque local, si bien al paso por el ecuador del primer acto la cuenta zamorana seguía sin crecer (3-5, m. 5).

Saulo Hernández comenzó a mover el banquillo en busca de respuestas para combatir el poderío físico rival y Samar, con otro triple, mantuvo al alcance a un FC Barcelona B que tardó en marcar diferencias pese a su superioridad física. Los blaugrana se distanciaron con dos triples en la recta final de un periodo inicial con buenas sensaciones para el Innova Chef. Y es que, con un poco más de acierto, el marcador hubiera llegado más igualado al paso de periodo (8-14).

El espectáculo se retomó en todo lo alto en el siguiente cuarto. Con una rápida canasta visitante y un "2+1" de Walter Júnior que, en combinación con Libroia, puso el partido en un pañuelo poco después (13-15, m. 12). Y, justo cuando parecía que el cansancio hacía mella en el Innova Chef, aparecía Nicholas para que el FC Barcelona no se escapara en el tanteo y se viera obligado a realizar cambios con los que seguir castigando cada fallo local (17-21, m. 14).

La buena defensa zamorana y la altura de Nnamdy llevó al FC Barcelona a acumular pronto cinco faltas. El pívot, con varias acciones de mérito, se volvió fundamental para responder a cada acierto del bloque catalán que tenía en el tiro y la dirección de su base Costa su mejor arma. Y es que, pese a dar la sensación de tener cerca a su rival, el Innova Chef no acababa de cerrar su remontada (23-26, m. 16). De hecho, en un abrir y cerrar de ojos esa posibilidad se escapó fruto de dos canastas rápidas visitantes que iniciaron un parcial de 0-7 que acabó por cerrar Samar desde la línea de tiros libres cuando la renta blaugrana ya era de diez puntos. Una diferencia que se quedó en ocho puntos al paso por vestuarios ya que los locales apenas pudieron sacar provecho del bonus rival y sufrieron demasiadas pérdidas de balón (27-35).

Sin duda, las altas espectativas del choque habían sido respondidas con creces en el primer tiempo. Quizá no por puntos pero sí por intensidad, lucha y entusiasmo en un Ángel Nieto cuyas gradas registraron un lleno histórico y trataron de empujar todo lo posible al Innova Chef a la vuelta de vestuarios.

Consciente de todo el público que acudió ayer a animarles, los jugadores del Innova Chef regresaron a cancha dispuestos a darlo todo. Así quedó claro con un primer parcial de 0-4 y otros dos triples consecutivos de Samar y Libroia que volvían a poner a tiro al FC Barcelona B (37-40). Una revolución cuya cúspide llegó en un contragolpe con mate de Cabral que hacía vibrar a la grada y dejaba el partido e un punto de distancia, si bien Nnamdy con dos tiros libres puso a los zamoranos por delante poco después (41-40, m. 24).

A brazo partido se luchó en el tercer cuarto, con la grada empujando a los suyos pese a que el FC Barcelona B tardó pocos segundos en retomar el mando y distanciarse por medio de Costa y su gran acierto desde el exterior (41-46, m. 25). Un parcial negativo para el Innova Chef que se incrementó con dos puntos más en la zona y forzó a Saulo Hernández a pedir tiempo muerto con 41-48.

El receso no interrumpió el buen hacer blaugrana ni sirvió para que el Innova Chef se rehiciese o dejara atrás errores tontos que le impedían atacar. Perdidas de balón que facilitaron de nuevo el trabajo a un FC Barcelona que retomó los diez de ventaja y se fue hasta un preocupante 43-59 antes de que Saulo Hernández parara el partido con el público molesto con varias decisiones arbitrales que lastraron las opciones locales. Un marcador que terminó de romperse en favor de los visitantes con el 44-64 que figuraba en el luminoso antes del comienzo del último cuarto.

Los casi treinta puntos conseguidos por FC Barcelona en el tercer parcial no invitaban al optimismo de cara al último periodo. Sin embargo, no por ello dejó de intentarlo el Innova Chef. Lo hizo con mucho corazón, poniendo músculo pero con poco tino ante un FC Barcelona que, por contra, apenas fallaba un lanzamiento y abría la brecha un poco más (45-70, m. 32). Y es que, al final, el poderío físico y técnico de los catalanes hizo que no hubiera milagro de un cuadro zamorano que no tuvo su día, sin posiciones cómodas de tiro, y que no pudo recortar diferencias en los siguientes minutos (55-79, m. 38).

Se echaron de menos los puntos de Canda o la claridad ofensiva de otras veces para evitar tanta pérdida de balón pero no por ello los locales dejaron de luchar, con todo perdido, para tratar de cerrar de forma digna (64-82) un gran partido ante un Ángel Nieto sin asientos libres y que ya sabe el nivel de la segunda fase que acaba de arrancar para el Innova Chef.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Semana Ciberseguridad

La Opinión-El Correo de Zamora organiza la Semana de la Ciberseguridad, una serie de webinars que tratarán de temas específicos como empresa, nuestro día día en internet, ciberdelitos y menores... para que todos nos movamos de forma segura en la red.

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.